Fomento dice que el desvío de camiones a la autopista será efectivo «en semanas»

Camiones por la N-232, a su paso por Cenicero. :: sonia tercero/
Camiones por la N-232, a su paso por Cenicero. :: sonia tercero

Luena exige al Ministerio «una actuación integral y urgente» sobre el tramo riojano de la N-232 y tacha el protocolo con la Comunidad de «tapadera»

María José González
MARÍA JOSÉ GONZÁLEZLogroño

El secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Fomento, Manuel Niño, aventuró ayer que la entrada en vigor del desvío obligatorio del tráfico pesado de la N-232 a la autopista AP-68 en La Rioja es «cuestión de semanas» y defendió el protocolo suscrito por el Gobierno de España y la Comunidad en mayo porque «refleja el compromiso del Ministerio, y los plazos y las actuaciones recogidas se están cumpliendo».

Miño realizó ayer estas declaraciones en la Comisión de Fomento del Congreso en respuesta al diputado socialista por La Rioja, César Luena, quien durante su intervención aseguró que el convenio entre ambas administraciones «es una tapadera para intentar hacer ver que se ha hecho algo y no hay nada». La situación de la N-232, enjuició, es «un infierno y un drama», y «lo único que se ha hecho es pintar una línea continua, mientras no hay plazos ni partidas presupuestarias». Por ello, Luena instó al representante ministerial a que su departamento acometa «una actuación integral y urgente» en todo el corredor riojano de la N-232 y reclamó que el desvío obligatorio de camiones a la AP-68 se bonifique al 100% y que empiecen las obras de la ronda sur de Logroño. Miño, en réplica, aseguró que «nadie puede decir que no estemos cumpliendo nuestros compromisos» con La Rioja y añadió que el Ministerio «tiene un plan» para reducir la siniestralidad en la N-232, entre cuyas actuaciones más inmediatas señaló el desvío del tráfico pesado a la AP-68, que estará en servicio en «cuestión de semanas».

Por esta medida también se interesó en la Comisión el diputado popular por Burgos, Jaime Mateu, a quien Miño explicó que el desvío, pendiente de autorización por parte del Consejo de Ministros, tendrá «una eficacia inmediata» en la mejora de la circulación por la N-232.

A esta actuación, asimismo, se refirió en la mañana de ayer el presidente regional, José Ignacio Ceniceros, quien apuntó que la firma del acuerdo que la sostiene «es cuestión de días».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos