Fomento aprueba la prolongación de la A-12 entre Santo Domingo y Villamayor del Río

El proyecto contempla tres nuevos enlaces, uno de ellos en Grañón, y la reposición del Camino de Santiago cuando lo invada

DIEGO MARÍN ABEYTUA LOGROÑO.

El destino es caprichoso a veces. Un día después de la muerte por atropello de un operario que realizaba labores de conservación de carreteras en la entrada a la A-12 en Santo Domingo de la Calzada, el Ministerio de Fomento anuncia que ha aprobado la ampliación de la autovía hasta Villamayor del Río (Burgos). La A-12 desemboca sobre la N-120 en Santo Domingo después de recorrer durante 42,5 kilómetros el tramo comprendido desde Navarrete. Los últimos tramos inaugurados de esta carretera, también denominada Autovía del Camino de Santiago, fueron el de Hormilla-Hervías el 9 de julio de 2014 y el enlace en Recajo con el tramo navarro en diciembre de 2014.

Por delante quedaban pendientes tres tramos que darían continuidad al paso de la A-12 por La Rioja: Santo Domingo de la Calzada-Villamayor del Río, Villamayor del Río-Villafranca de los Montes de Oca y Villafranca de los Montes de Oca-Ibeas de Juarros; enlazando después con la A-231 que transcurre entre Burgos y León. Este mismo año ya fue aprobado el primero de los tres tramos, el de Villafranca-Ibeas, de 24,3 kilómetros, con un presupuesto de 151 millones de euros. Ahora ha sido aprobado el segundo, el de Santo Domingo-Villamayor del Río, de 14,4 kilómetros, con un presupuesto de 97,7 millones de euros. Este transcurrirá por el trazado actual de la N-120 durante los tres primeros kilómetros y después se situará al sur de esa misma vía.

El proyecto aprobado por Fomento contempla tres enlaces, dos de ellos en La Rioja y un tercero en Burgos. El primer enlace permitirá el acceso y entrada a Santo Domingo de la Calzada desde el Oeste, el segundo hará lo propio en Grañón y el tercero permitirá la conexión con los municipios burgaleses Redecilla del Camino, Castildelgado y Bascuñana, incluyendo en las obras ocho glorietas. También se han proyectado tres viaductos para salvar el cauce de tres ríos, seis pasos superiores, otros seis inferiores y una pasarela metálica de acero estructural de cruce del Camino de Santiago sobre el acceso a Viloria de Rioja. Además, la vía también invade los términos municipales de Corporales, Fresneda y Redecilla del Campo.

La actuación, según Fomento, tiene prevista la reposición del Camino de Santiago en tres puntos en los que la infraestructura invadirá su trazado, separando el tránsito de peregrinos del tráfico rodado y mejorando los cruces de carreteras. En una de las reposiciones, incluso, la obra estima un paso superior, otro inferior y una pasarela peatonal. Además, informa Fomento, «la actuación contempla la reposición de los servicios afectados de abastecimiento y saneamiento de agua, acequias e instalaciones de riego, líneas de teléfono y canalizaciones de telecomunicaciones y cinco líneas eléctricas de alta tensión», del mismo modo que se repondrán «los accesos existentes garantizando la comunicación y permeabilidad territorial de las distintas parcelas del entorno y se establecen las medidas correctoras medioambientales contempladas en la DIA».

A finales del 2015 el Ministerio de Fomento aprobó el proyecto de trazado, sobre el que se han producido algunas variaciones, sobre todo en relación a las infraestructuras secundarias a la autovía, e incrementando el presupuesto previsto para la obra en casi 10 millones más de euros. El próximo paso será la licitación pública de las dos obras y la ejecución del tramo Ibeas-Burgos.

Fotos

Vídeos