El fiscal pide 4 años de cárcel a un acusado de dar una paliza a un hombre en Arnedo

El agresor derribó a la víctima de un puñetazo y continuó lanzándole patadas y puñetazos a la cabeza y al abdomen aún cuando estaba en el suelo medio inconsciente

M.M. LOGROÑO.

El fiscal solicita la pena de 4 años de prisión para un georgiano por un delito de lesiones producidas como consecuencia de una brutal paliza en Arnedo. La víctima sufrió heridas de las que tardó en curar 143 días y que le dejaron varias secuelas. El escrito de la Fiscalía pide, también, una indemnización que supera los 44.000 euros además de la prohibición de acercarse o establecer cualquier tipo de contacto con la víctima durante 5 años.

La causa llegará el lunes 15 de enero a la Audiencia Provincial -una vez concluidas las diligencias y procedimientos previos- donde se iniciará el juicio oral. Los hechos se produjeron el 15 de marzo del 2015, sobre las 2.45 horas en las inmediaciones del Pub Dreams, ubicado en la calle Libertad, de Arnedo.

LOS HECHOS

15 de marzo 2015, Arnedo
En las inmediaciones del Pub Dreams, sobre las 2.45 horas.
En una discusión
El acusado tumbó de un puñetazo a la víctima y en el suelo medio inconsciente le propinó patadas y puñetazos en la cabeza y el abdomen hasta que los testigos consiguieron apartarle.
Las heridas
143 días tardó en curarse. 40 de ellos estuvo hospitalizado.
Secuelas
Como consecuencia de la paliza, ha perdido agudeza auditiva, diplopia en un ojo y cicatrices.

Conforme al escrito del fiscal, en un momento determinado el acusado, un georgiano que responde a las iniciales de G.A. inició una discusión con una persona, que acabó en el suelo por un puñetazo en la sien.

La víctima tardó 143 días en curarse y le han quedado secuelas en el oído y el ojo derecho

El fiscal añade que «aprovechando que a consecuencia del golpe en la cabeza estaba medio inconsciente, continuó pegándole de forma reiterada, lanzándole patadas y puñetazos tanto a la cabeza como a la zona abdominal, aumentando de forma innecesaria el sufrimiento y los menoscabos físicos del perjudicado, hasta que testigos presenciales de los hechos consiguieron apartarle».

La víctima sufrió varias fracturas, pérdida de sustancia en un oído y hematomas, entre otros daños. Y necesitó 143 días para recuperarse, de los que 40 estuvo hospitalizado.

El fiscal indica que le quedaron secuelas que enumera en su informe: en el oído derecho acúfenos de intensidad moderada y déficit de la agudeza auditiva (pérdida de 20 a 30 decibelios en frecuencias agudas); en el ojo derecho diplopia en función óculo-motriz en todas las direcciones, siendo necesario tratamiento quirúrgico para mejorarla o corregirla; y perjuicio estético de intensidad moderada causado por cicatriz de traquetomía, dos cicatrices hipocrómicas y cicatriz y paresia de VI par craneal derecho con desviación de ojo derecho hacia ángulo interno y hacia arriba.

Por todos estos hechos, el fiscal considera que se debe imponer la pena de 4 años de prisión; 5 años de prohibición de acercarse a una distancia inferior a 500 metros del agredido por parte del agresor, domicilio, trabajo o cualquier otro lugar; y la pena de 5 años de prohibición de establecer por sí mismo o terceras personas por cualquier medio telemático, informático o de comunicación, cualquier tipo de contacto verbal, escrito o visual con la víctima.

Apoyado en la gravedad de los hechos, el fiscal plantea la ejecución de las dos terceras partes de la pena de prisión que se imponga y que se sustituya la tercera restante por la expulsión del territorio español por un periodo de 8 años.

Por último, la Fiscalía pide una indemnización de 3.600 euros por los 40 días que fue hospitalizado y 7.210 por los 103 días que estuvo incapacitado para sus funciones. Por las secuelas permanentes se pide 30.000 euros y por el 10% del factor de corrección, 4000. En total, 44.810 euros de indemnización.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos