Riojanos por el mundo: «Al final, todo es geopolítica»

Javier Barrio posa con un refugiado en Grecia. :: J.B.C.

Javier Barrio Cámara | Logroñés voluntario en Grecia

DIEGO MARÍN A.

Recién finalizado su primer máster en Cooperación Internacional, y a punto de empezar el segundo, para el graduado en Trabajo Social por la Universidad de La Rioja Javier Barrio Cámara viajar a Grecia y ayudar en un centro de refugiados es casi una obligación ética. «Me decidí a viajar porque siento que se lo debo al mundo y porque quiero, porque me gustaría que me ayudaran en la misma situación», asegura. Ha pasado todo el mes de julio en Eleonas Camp, formando parte de Project Elea, a donde ha viajado por su cuenta, todos los gastos de transporte, alojamiento y manutención los ha sufragado impartiendo antes clases particulares en Logroño, donde nació hace 25 años.

Allí, Project Elea se dedica a proporcionar servicios a los refugiados y se basa en los voluntarios. Javier Barrio ya estuvo en Grecia el año pasado y el anterior, en Argentina, haciendo prácticas en una ONG y colaborando con Fundación Plurales, gracias a una beca del Banco Santander.

«La situación en Grecia es pésima», afirma Javier sin rodeos, y argumenta que «no se puede comparar con ninguna otra capital europea: bajos salarios, empobrecimiento, suciedad, servicios públicos lentos... en decadencia». No obstante, ensalza la actitud de los griegos -quienes, «ante la crisis, siempre te reciben con una sonrisa»- así como la comida y las calles de Grecia, que intenta conocer «abandonando lo turístico».

Javier no ha parado allí, ha ayudado en todo lo que ha podido, sirviendo comidas, repartiendo ropa, limpiando y coordinando actividades deportivas (incluso 'crossfit').

Con respecto a los refugiados, Javier considera que «muchos de ellos vivían mejor que nosotros y ahora parece que se han convertido en unos salvajes, la situación o la propia cultura les habrá llevado a ello». A pesar de su cruda visión, también es claro con el 'otro lado': «Entiendo que toda la gente no puede venir, pero a muchos no les da la gana y ponen excusas».

«Es muy fácil seguir una vida rutinaria, lo difícil es salir de ella y para eso hay que pararse a pensar y salir de la zona de 'confort'. Para mí, eso es la vida, eso es ser voluntario: tomar riesgos y luchar por lograr lo que quieres», declara este joven logroñés. Que cambie la situación en Grecia «parece imposible», opina, porque «hay muchos intereses en juego y la culpa de todo ello la tiene el capitalismo». Y lo peor de todo, considera, es que «estamos inmunizados porque lo vemos diariamente en los medios de comunicación; la realidad es que son personas como nosotros, que huyen de una guerra que no es buscada por ellos y que lo único que desean es trabajar y tener una vida». «Al final, todo es geopolítica», sentencia.

Fotos

Vídeos