«Hemos recuperado las fiestas»

Roberto Varona, alcalde de Huércanos.
Roberto Varona, alcalde de Huércanos.

Roberto Varona, alcalde de Huércanos, «vamos a construir unas piscinas, porque la gente lo reclama»

Félix Domínguez
FÉLIX DOMÍNGUEZNájera

Lleva catorce años al frente de la Alcaldía de Huércanos y, como es natural, a pesar de no haber nacido en la localidad, tanto él, Roberto Varona, como sus convecinos le consideran un pochanquero más.

-¿Cuánto ha cambiado la localidad desde que usted se convirtió en alcalde?

-Eso tendrían que decirlo los demás. Los que realmente aprecian los cambios en el municipio durante estos años es la gente que viene de fuera. Yo creo que Huércanos ha sufrido una gran transformación, desde en la urbanización que había de calles no muy correcta, hasta las instalaciones de agua y de saneamiento, que se han renovado en su totalidad. Tenía un alumbrado muy anticuado y ahora disponemos de un alumbrado moderno con sistema de ahorro de energía. No teníamos un depósito de agua y ahora sí lo tenemos. El médico estaba en unas instalaciones precarias, con humedad y poco espacio, y ahora tiene unas muy dignas. Y algunas cosas más que sería largo de enumerar.

-¿En este último año, se han hecho muchas cosas?

-Lo que hemos hecho ha sido una zona verde en la Avenida Cardenal Aguirre, que antes estaba en unas condiciones un poco deficientes, y hemos seguido haciendo la renovación de otras calles que nos quedaban.

-De cara al futuro, ¿qué planes tienen?

-Tenemos dos proyectos, uno la ampliación del cementerio municipal, porque no hay sitio, ha llegado a su capacidad máxima. En Huércanos, como lo será en muchos otros sitios, este es un tema muy sensible porque la gente sigue visitando el cementerio recordando a los suyos, no es como en una ciudad que cada cierto tiempo se exhuman los restos, entonces ha llegado a su grado máximo de ocupación. Otra cosa es la construcción de las piscinas municipales, que es una cosa que la gente nos reclama y, como ya hemos hecho lo principal, ahora vamos a hacer, digámoslo así, lo accesorio.

-¿Las fiestas han cambiado mucho?

-Bueno, creo que hemos recuperado un poco las fiestas. Antes había muchos chiringuitos y mucho follón, porque los chiringuitos no contaban con las condiciones de seguridad y los permisos para abrir como es debido, por lo que se dejaron de abrir. Creo que nuestras fiestas son un referente en Rioja Alta, antes las vacas se hacían por las calles y ahora se hacen en la plaza, con lo que se ha ganado en comodidad y en seguridad, porque, además la normativa actual cada vez es más rigurosa. Una cosa que sí que ha cambiado enormemente es que hemos apostado por traer orquestas de calidad, no es que antes no se trajesen, pero ahora vienen con su trailer escenario y se ha mejorado mucho. Otra ha sido la jira del final de fiestas, con la adquisición de una finca junto al río Yalde con lo que se evita que la gente salga fuera.

-¿Cómo es la colaboración de la gente en el programa?

-Es una cosa por la que yo aposté desde el principio. Yo quería que participasen las asociaciones y se creó un grupo, entre todos se hace el programa y ellos organizan algunos actos. Yo estoy contento y la gente creo que también.

Fotos

Vídeos