Un inicio festivo con mucha fuerza

Uno de los participantes en el campeonato lanza con fuerza el azadón para tratar de conseguir una buena marca. :: / Pilar Hidalgo

El cohete y el campeonato de lanzamiento de azadón desataron la jarana en Agoncillo

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGOAgoncillo

Agoncillo inició ayer con ganas, maña y fuerza sus fiestas de San Roque. A mediodía el cohete anunciador dio por inaugurados seis días en los que entregarse a la algarabía y, por la tarde, la localidad celebró la vigésimo primera edición de uno de sus campeonatos más emblemáticos: el de lanzamiento de azadón, organizado por la Peña San Roque con el patrocinio del Ayuntamiento.

Un total de 26 chicos y 10 chicas participaron en esta edición en la que, como novedad, no se entregaron trofeos a los ganadores, si no que los tres de cada categoría que más lejos enviaron la herramienta agrícola recogieron un lote de embutidos y vino.

Los participantes, en su mayoría jóvenes, demostraron su habilidad en el lanzamiento del azadón en una explanada junto a los vestuarios del campo de fútbol. Según les aconsejaron algunos lanzadores algo más veteranos, el truco para mandarlo lejos radica en sostener el utensilio por la parte media del mango, balancearlo tres veces y tirarlo recto. Pese a que muchos siguieron estas indicaciones a alguno se le fue el azadón fuera del recinto, por lo que esa tirada era nula.

Cada jugador puede realizar dos tiradas y se queda con la mejor. Al final, entre los hombres se impuso Rodrigo Berger (con 22,30 metros), seguido de Chusmi (22,10 metros) y Rubén Amestoy (20,80 metros). Ana Belén Fernández venció entre las mujeres con 13,40 metros. Segunda fue Sara Pascual (11,80) y tercera, Paula Domaica (9,80).

Fotos

Vídeos