Hacen falta más huevos

Funcionarios se deshacen de huevos contaminados con fipronil, en una granja no española. /EPA
Funcionarios se deshacen de huevos contaminados con fipronil, en una granja no española. / EPA

El cierre de granjas en Europa eleva los precios también en La Rioja | Los importes aumentan ante el tirón de la demanda tras el sacrificio de aves en la UE por el uso del fipronil y el mayor consumo de la industria del dulce navideño

Pilar Hidalgo
PILAR HIDALGO

El precio de los huevos está al alza. Desde el pasado mes de julio, España se ha convertido en uno de los principales países proveedores de este alimento para el resto de estados miembros de la UE, a raíz del cierre de miles de granjas avícolas y del sacrificio de millones de aves provocados por el uso del fipronil (un insecticida moderadamente tóxico cuyo uso está prohibido en explotaciones donde se obtengan animales o productos para consumo humano).

Ante una menor oferta para satisfacer la demanda existente, ha subido el valor de este alimento en una cantidad dispar (entre 10 y 50 céntimos), ya que cada pollería o huevería trabaja con granjas distintas que les cobran un importe diferente por los huevos.

Más

Incluso hay establecimientos que no han repercutido este incremento a sus clientes. «No hemos variados los precios», sostiene Pedro Jiménez, de Pollería Robles. «De momento, los mantenemos al mismo importe que el pasado año, 1,90 euros la docena de la categoría L», precisa Santiago Pisón, de Pollos Santi y Maribel. Ambos establecimientos se localizan en el mercado de abastos de Logroño.

Pero las granjas riojanas sí que han notado ese fuerte tirón de la demanda. «Estamos vendiendo mucho. Cada vez nos piden más», asegura Mari Carmen Carrillo, de huevos camperos Huevocón.

Y así, el fundador de Avícola Fontecha, Alberto Fontecha, explica que «cuando hay poco huevo, su precio sube». «Han aumentado algo los importes por la mayor demanda que existe en Europa y también en la industria», reseña; dado que ante la proximidad de la Navidad las empresas necesitan este producto para elaborar los dulces típicos de estas fechas. Así, indica que, en su caso, el huevo líquido para industria (las unidades fisuradas o sucias) ha pasado de venderlo de 0,45 euros la docena a 0,60 euros.

«El huevo líquido pasteurizado sí que ha subido», corrobora Santiago Pisón, de Pollería Santi y Maribel.

El responsable de Avícola Fontecha comenta que este repunte del valor de este alimento llega después de «tres años con los precios muy baratos», que apenas compensaban los costes de producción. De forma que este incremento actualiza su importe.

«La que ordena y manda es la industria. Si hay pocos huevos, el precio en la calle también sube. Y a la gente no le viene bien, ya que se trata de un producto básico», abunda. En el caso de Huevocón, Carrillo también achaca el tirón de la demanda de sus huevos camperos a que «la gente cada vez está más concienciada por el cuidado de la salud y el bienestar animal».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos