La fábrica de barcos de Cervera, un caso en la memoria colectiva

M. C. LOGROÑO

Cuando se echa la vista atrás a proyectos empresariales que pudieron ser y quedaron en poco o nada en la memoria colectiva surge uno a priori curioso: la fábrica de barcos de Cervera del Río Alhama. Este tema, que probablemente sonará a los lugareños y que desconocerá la población general de menos de 30 años, surgió antes de las elecciones del 2003. Entonces, liderado por el presidente regional, Pedro Sanz, se anunció la llegada de Construcciones Navales Altair SL a la dicha localidad.

Incluso hubo presentación pública del proyecto que preveía crear una factoría donde construir barcos de ocio y deportivos de entre cinco y ocho metros de eslora. En la planta, que se iba a ubicar en un polígono de Valverde, se emplearía a unas sesenta personas. Finalmente, en octubre de 2004, Altair comunicaba, a través de su director técnico, que dejaba aparcada la inversión alegando «falta de mano de obra especializada como único motivo para la marcha atrás». Nunca más se retomó el tema, que para algunos sigue en la memoria...

Fotos

Vídeos