«Los pobres surgidos de la crisis no saben afrontar su situación»

Jornadas sobre la pobreza que se desarrollan d manera conjunta UR e IER. / UR

La profesora Carmen Sabater entiende que «hay recuperación económica, pero realmente no llega a lo fundamental como el empleo o los salarios dignos»

LA RIOJALogroño

La socióloga Carmen Sabater ha afirmado hoy que quienes sufren las "nuevas pobrezas" surgidas a raíz de la crisis tienen "una problemática económica que corta mucho sus vidas y no saben cómo afrontarla", debido, entre otras causas, a la vergüenza que les produce.

Sabater ha hecho estas declaraciones a los periodistas antes de pronunciar la conferencia 'Las nuevas pobrezas en La Rioja', dentro de las XIII Jornadas Sociológicas de la Universidad de La Rioja (UR) y el Instituto de Estudios Riojanos (IER).

Esta socióloga, profesora en la UR, ha indicado que las nuevas pobrezas, que están invisibilizadas, son un problema derivado de la falta de trabajo, en el que ha habido un agotamiento de los recursos y posibles fracturas vitales que han provocado que se rompa el proyecto de vida del afectado, informa la agencia EFE.

"Esta forma de pobreza es bastante particular porque incluye más angustia y desamparo y supone una dificultad que es totalmente nueva para las personas, inesperada", ha relatado.

Ha señalado que "los servicios sociales sí que garantizan la ayuda" a estas personas, quienes sienten "vergüenza" de su situación de pobreza y, "cuando acuden al recurso, es en último término".

Sabater ha precisado que este tipo de pobreza llega "de una forma totalmente imprevisible" y genera, en muchos casos, "una problemática psicológica que requiere de tratamiento profesional".

Trabajadores pobres

"Es muy difícil cubrir las necesidades básicas vitales a las que estaban acostumbrados" los afectados, ha afirmado Sabater, quien ha añadido que esta situación, con frecuencia, se asocia a procesos de desahucios.

Esta socióloga ha destacado que hay un 13 % de trabajadores "pobres" en España, que son quienes, a pesar de esta empleados, tienen un salario que no llega a cubrir las necesidades básicas.

Entre este grupo figuran los llamados "sinquis", que son "jóvenes que viven en pareja, sin hijos, y tienen un ingreso que no les alcanza para cubrir los productos básicos", ha dicho.

También ha recalcado que el objetivo de estas jornadas es, sobre todo, la concienciación, ya que los rostros de la nueva pobreza son "invisibles, se difuminan entre la población porque intentan hacer una vida normalizada".

"Decimos que hay recuperación económica, pero realmente no está llegando a lo que es fundamental, a la creación de empleo y de unos salarios dignos que mejoren la calidad de vida de las personas", ha subrayado.

"Las condiciones de trabajo también han empeorado, ya que no hay la calidad que había antes, hay más horas de trabajo, pero lo básico es el salario porque no alcanza para el mantenimiento", ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos