La FER exige que La Rioja sea el eje de conexión Cantábrico-Mediterráneo

Imagen de la jornada celebrada ayer por la FER, en Logroño, a la que, además de empresarios, asistieron el consejero de Fomento, sindicatos y partidos políticos. : miguel herreros
/
Imagen de la jornada celebrada ayer por la FER, en Logroño, a la que, además de empresarios, asistieron el consejero de Fomento, sindicatos y partidos políticos. : miguel herreros

Un estudio presentado ayer en la patronal avala el potencial de la región como nudo ferroviario entre ambos litorales

logroño. El presidente de la FER, Jaime García-Calzada, instó ayer a forjar una alianza para hacer del eje ferroviario Miranda de Ebro-Logroño-Castejón el nudo de conexión entre el Cantábrico y el Mediterráneo dado que es «un asunto de comunidad» porque están en juego «el progreso, el desarrollo y la vertebración» de La Rioja con las otras cinco autonomías por las que atraviesa el eje: Comunidad valenciana, Aragón, Navarra, País Vasco y Cantabria. García-Calzada ofreció la FER para liderar este frente común y confesó su temor a que La Rioja «no tenga la misma consideración que otras regiones vecinas».

El dirigente patronal realizó estas declaraciones durante la jornada celebrada ayer por la FER para presentar un estudio que avala al valle del Ebro, y en concreto a La Rioja, como nudo de conexión ferroviaria «fundamental» para el transporte de mercancías entre el Cantábrico y el Mediterráneo, no sólo porque ahorra 70 kilómetros de recorrido y tiene menos pendientes en su trayecto (cuanto más pronunciadas, más se tiene que acortar la longitud de los convoyes) respecto a la alternativa navarra, sino porque es el eje de comunicación «natural» entre ambos litorales, a pesar de que sus «deficiencias» le hayan relegado durante las últimas décadas, derivando los tráficos por Madrid y Tarragona. Así se desprende del estudio 'Demanda potencial del transporte de mercancías en el corredor Cántabro-Mediterráneo', cuyos resultados conocieron de primera mano los empresarios asistentes al foro, además del consejero de Fomento, Carlos Cuevas, así como representantes de los sindicatos, del Club de Marketing y de los cuatro grupos parlamentarios de la Cámara regional.

Víctor García, responsable de Logística de TRN Ingeniería, redactora del estudio, explicó que el corredor Cantábrico-Mediterráneo presenta una demanda potencial notable con hasta 54 trenes por sentido a la semana (se ha llegado a tener sólo dos) y La Rioja es un nudo de conexión básico, pero «se requiere una infraestructura de altura», ya que la actual se ve «muy limitada» en cuanto a velocidades de tránsito, longitud de trenes y, en consecuencia, volumen de toneladas que se pueden trasladar.

El recorrido riojano es 70 kilómetros más corto que el navarro y tiene menos pendientes en el trayecto LAS FRASES Jaime Garcia-Calzada Patronal riojana «Tememos que La Rioja no reciba la misma consideración que otras regiones vecinas» Salvador Navarro Patronal valenciana «Queremos unidad de acción y reunir a los presidentes de las seis regiones que cruza al eje» Víctor García Redactor del estudio «El corredor por el valle del Ebro es fundamental y la vía natural de conexión entre ambos litorales»

El estudio, realizado por encargo de la Confederación de Empresarios de Valencia (CEV), rompe además con el modelo radial de transporte tradicional en el que el nudo de conexión es Madrid, y defiende la potencialidad de Zaragoza y La Rioja como ejes de unión del corredor. Así lo destacó el presidente de la CEV, Salvador Navarro, quien añadió que las seis comunidades de la línea suman el 10% de la población española y 239.000 millones de PIB. Navarro también planteó una unidad de acción y elevó su demanda al máximo nivel anticipando que la idea de las patronales es organizar una jornada en Zaragoza (es el punto equidistante del corredor) a la que asistan no sólo el Ministerio de Fomento, sino los presidentes de las seis comunidades implicadas.

Navarro también explicó que si no pasan trenes por la vía actual es «porque no es competitiva» y por ello reclamó inversiones para modernizarla. En este sentido, reconoció que la Adif (gestor de infraestructuras ferroviarias) se ha mostrado receptiva e invertirá 355 millones en la línea hasta el 2022. A estos fondos se sumarán los que inyectarán los puertos. En concreto, la autoridad portuaria de Valencia (Gandía, Sagunto y Valencia) destinará casi 84 millones y la de Castellón, 37 millones, según explicaron sus representantes durante la jornada de ayer.

Sólo el 5% del transporte de mercancías en España se realiza en tren, mientras que la media europea está en el 18%. El reto, por tanto, es cuadruplicar la cuota del ferrocarril a medio plazo.

Más

Fotos

Vídeos