El paro masculino supera al femenino únicamente en 52 municipios de La Rioja

Según los datos de 2017, de cada diez parados de La Rioja el 42,91% son hombres y el 57,09% mujeres

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

El desempleo en La Rioja sí entiende de cuestiones de género. Según los datos del Servicio de Empleo Público Estatal (SEPE), el año 2017 se cerró con 9.954 mujeres en situación de búsqueda de empleo frente a los 7.482 hombres que no tenían trabajo. Es decir, de cada diez parados de La Rioja el 42,91% son hombres y el 57,09% mujeres.

De esa realidad escapan pocas localidades de la región, especialmente cuando de los grandes núcleos de población se trata. Bajo ese prisma, únicamente Torrecilla de Cameros (la cabecera de comarca con menos parados) cuenta con más hombres desempleados (9) que mujeres (5). En el resto el paro es eminentemente femenino: Alfaro (283 mujeres, 196 hombres); Arnedo (388 frente a 255); Calahorra (795 por 584); Cervera (45 frente a 42); Haro (423 por 314); Nájera (303 frente a 202); Santo Domingo (184 frente a 155); y, sobre todo, Logroño en donde hay 5.364 mujeres paradas y 3.963 hombres desempleados.

En total son 52 las localidades de La Rioja en las que, al cierre del 2017, era mayoritario el volumen de hombres que estaba en situación de búsqueda de empleo. Se trata, principalmente, de municipios con menos de 20 parados. Solo en Quel, Aldeanueva, Ezcaray, Igea, Alesanco y Viguera (todas entre 21 y 100 desempleados) el número de inscritos en el antiguo Inem era eminentemente masculino.

Además, en Camprovín, Manzanares, Villalba, El Rasillo, Valgañón, Villalobar, Bergasillas Bajera, Corporales, Estollo, Hornos de Moncalvillo, Nestares, Rodezno, Santa Engracia y Terroba el paro era únicamente femenino.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos