«La evolución de los impuestos demuestra la brutalidad de la crisis»

Ernesto Gómez Tarragona, decano de los economistas. :: j.herreros
Ernesto Gómez Tarragona, decano de los economistas. :: j.herreros

El decano de los economistas opina que la recaudación tardará en recuperarse por la caída de las rentas de los hogares y las estrepitosas pérdidas empresariales

M. M. LOGROÑO.

Viento en popa en cuanto al IVA, sobre todo por el aumento del consumo, y moderada recuperación de los ingresos por el IRPF sin llegar a niveles del 2007 y 2008. Es el resumen general que hace el decano de los economistas de La Rioja, Ernesto Gómez Tarragona, respecto a la evolución de la recaudación tributaria en la comunidad riojana.

¿Por qué no termina de repuntar la recaudación en el IRPF?. Gómez Tarragona descarta la incidencia de los rendimiento de trabajo en este hecho y lo atribuye más bien a los rendimientos de capital (intereses bancarios, dividendos de acciones...). Esos 'extras' que han podido completar muy bien algunas economías familiares en años precedentes y que ahora no remontan.

Añade además otra consideración: «Si analizamos los datos de ingresos y no de recaudación, es decir, cuánto ha cobrado la gente y no cuánto ha tributado, se comprueba que, por primera vez en la historia, en el 2009 las rentas brutas de los hogares disminuyeron».

El Impuesto de Sociedades es otro referente en los informes de la Agencia Tributaria. Su evolución muestra que «el tejido industrial ha vivido la crisis de forma brutal. En el 2008-2009 el impuesto se desploma porque las empresas tienen unas pérdidas estrepitosas», comenta.

El decano del Colegio explica la especificidad de este gravamen. Con las pérdidas abultadas por la crisis, se han generado unas bases imponibles muy elevadas que se compensarán con beneficios de ejercicios futuros sine die. Eso hace que el Impuesto de Sociedades sea el más inelástico y el que más difícil tiene su recuperación en ingresos. Ante este hecho, se adoptan medidas políticas en el sentido de ensanchar las bases de forma que se vaya ganando en recaudación. «En el 2016 repuntan estos ingresos y no tanto porque se hayan cubierto las bases imponibles negativas del 2007 o del 2008 sino por ese efecto de ensanchar las bases», indica, sin obviar las rebajas fiscales habidas que han recortado del 30% hasta el 25% los tipos generales.

Fotos

Vídeos