Europa decide, el agricultor paga

LA RIOJA LOGROÑO.

ARAG-ASAJA lamenta que el Pleno del Parlamento Europeo se haya posicionado a favor de la prohibición del uso de fitosanitarios en las Superficies de Interés Ecológico (SIE) a partir de 2018. Según la nueva PAC, estas superficies son aquellas tierras de cultivo que se encuentran en barbecho o sembradas con cultivos fijadores de nitrógeno y nada tienen que ver con los cultivos ecológicos.

La organización considera que la limitación de estos productos de protección implicará una dificultad añadida para aquellos agricultores que quieran utilizar estas SIE por las malas hierbas, hongos, parásitos, plagas, etc, que pueden contener. El PE ha olvidado el sobrecoste económico que suponen otros tratamientos o técnicas de cultivo y ha ignorado la contribución positiva que hace el uso responsable de fitosanitarios y productos de protección para plantas y cultivos, que actúan contra la erosión del suelo.

ARAG-ASAJA comparte, defiende y ejerce un uso racional y sostenible de los productos fitosanitarios, pero rechaza, por un lado, que se tomen medidas gratuitas y ligeras como ésta, cuyo coste deben asumir los agricultores y por otro, que se actúe con la doble moral de imponer un rigor desmesurado a los productores europeos y no se aplique la misma vara de medir a los de países terceros, con los que la Unión Europea firma los acuerdos comerciales.

Fotos

Vídeos