La esperanza no se pierde

Un par de turistas en Logroño con un plano en la mano. :: juan marín/
Un par de turistas en Logroño con un plano en la mano. :: juan marín

La primera quincena de agosto, con el puente de la Asunción del 11 al 15, será la época de mayor auge turístico en La Rioja

DIEGO MARÍN A. LOGROÑO.

Los responsables de los alojamientos turísticos en La Rioja guardan la esperanza de que este sea un buen verano para su sector, pero aún no lo pueden afirmar. «La tendencia de las vacaciones es la de reservar a última hora, somos muy tardíos y la gente sabe que, si no hay sitio en un lugar, lo hay en otro», señala Demetrio Domínguez, presidente de la Asociación Riojana de Hoteles (ARH).

«Pensamos que va a ir al alza porque La Rioja se está convirtiendo en un destino turístico de verano, aunque, sobre todo, para estancias cortas, de una noche, y los fines de semana», declara Demetrio Domínguez. La estancia media es de 1,7 noches, no se llegan a las dos pernoctaciones, cifra que supone todo un reto, una meta para la ARH. La Rioja es, para Demetrio Domínguez, un destino común de paso para los turistas de Barcelona o Madrid que viajan rumbo a otras comunidades, como País Vasco, Cantabria o Asturias, y hacen aquí, por ejemplo, la noche del sábado.

«Tenemos una diversidad espectacular, con atractivos como los espectáculos y festivales musicales, 'La Rioja Tierra Abierta' y 'El barranco perdido', además del enoturismo. Y tenemos todo muy cerca, a tiro de piedra», describe el presidente de ARH. No obstante, el sector hotelero en La Rioja no nota especialmente un fuerte incremento de su actividad durante el verano, simplemente se mantiene el ritmo de ocupación. No se puede decir que se hayan completado las plazas. Para los responsables de los hoteles riojanos la temporada más fuerte será la primera quincena del mes de agosto. «En esa época España se paraliza, sobre todo en el puente de la Asunción, del 11 al 15 de agosto», vaticina Demetrio Domínguez.

LAS FRASESDemetrio Domínguez Asociación Riojana de Hoteles «La tendencia de las vacaciones es la de reservar a última hora, somos muy tardíos» José Julián Cabezón Nalda Vicepresidente de Ascarioja «Prevemos que va a ser un verano bastante bueno. La Semana Santa ha sido la mejor de la historia»

Algo más optimista es José Julián Cabezón Nalda, vicepresidente de la Asociación de Casas Rurales de La Rioja (Ascarioja), quien augura «un buen verano». «Prevemos que va a ser bastante bueno porque, al menos en mi negocio (la casa rural El Refugio de Viguera), tenemos casi todo completo ya para julio y prácticamente el 75% para el mes de agosto», ejemplifica. La última quincena de julio y la primera de agosto será la época más fuerte para las casas rurales de La Rioja, con esperanza de que se completen los dos meses «por las reservas que hay y la información que nos piden».

Sus previsiones son optimistas porque «la Semana Santa de este año ha sido la mejor de la historia que hemos tenido», asegura José Julián Cabezón. Para este verano explica que las estancias medias son de tres pernoctaciones por reserva y que los clientes proceden, en su mayoría, de Madrid, País Vasco y Valencia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos