El español como lengua internacional y cultura de prestigio

Ceniceros, en su intervención en la residencia del embajador. :: A. Herrero

Ceniceros defiende el carácter global del idioma y anima a favorecer y propiciar su desarrollo a ambos lados del Atlántico en el inicio de las Jornadas Futuro en Español

L.J.R. LOGROÑO.

José Ignacio Ceniceros puso sobre la mesa su apuesta: «Incorporar el español y la cultura en español a las grandes áreas de influencia como lengua internacional y como cultura de prestigio». Lo hizo en la tarde del miércoles en Santiago de Chile, durante la inauguración de las Jornadas Futuro en Español que hasta mañana se celebran en la capital del país andino y en la que también participó el embajador de España en Chile, Carlos Robles Fraga, y el director de Negocio de Vocento, Iñaki Arechabaleta.

Durante su intervención, Ceniceros recordó que entre las prioridades de su Ejecutivo se encuentra «favorecer y propiciar el desarrollo» de la lengua, reto en el que juega un papel importante tanto la Fundación San Millán como el Cilengua. En ese punto, recordó ante el centenar de invitados que acudieron hasta la residencia del embajador los monasterios de Suso y Yuso son «la cuna del español» y destacó, citando a Claudio García Turza, que «lo verdaderamente fundamental del papel emilianense radica en la antigüedad de los textos, en su excepcional calidad, variedad y, sobre todo, calidad».

El presidente regional también quiso agradecer expresamente «el fundamental apoyo ante la Unesco que ofreció la Academia Chilena de la Lengua» en el proceso de declaración de Patrimonio de la Humanidad.

En el acto, al que acudieron representantes de la vida social, cultural y empresarial chilena además de representantes de los organizadores y patrocinadores de las Jornadas Futuro en Español y una delegación de la colonia riojana en Chile encabezada por su presidente, Jerónimo Sáenz-Laguna, Iñaki Arechabaleta, director de Negocio de Vocento, abundó en esa idea señalando que la labor del grupo de comunicación va más allá de la gestión de los diferentes medios: «Debemos servir y ayudar al desarrollo del español».

Por su parte, el embajador de España en Chile, Carlos Robles Fraga, destacó que «Tenemos en común un idioma que nos une y debemos estar orgullosos de la lengua de Cervantes, pero no solo de él, también de Gabriela Mistral, de Neruda o de García Márquez. Tenemos que ser conscientes de lo que tenemos y hay que seguir trabajando».

Fotos

Vídeos