«España legisla bastante 'regular' y sin seguridad jurídica no hay inversión»

Basilio Ramírez, en la hemeroteca de Diario LA RIOJA con su libro. :: jONATHAN HERREROS/
Basilio Ramírez, en la hemeroteca de Diario LA RIOJA con su libro. :: jONATHAN HERREROS

Ramírez advierte de que la nueva Ley Tributaria da instrumentos a la administración contra el fraude pero también para machacar al contribuyenteBasilio Ramírez Asesor y consultor tributario

ALBERTO GIL LOGROÑO.

'Ley General Tributaria (LGT), su reforma en el ámbito estatal y navarro'. Es el título del libro que Basilio Ramírez, asesor y consultor tributario con casi 30 años de experiencia, presenta hoy en el Espacio Santos Ochoa (Calvo Sotelo, 19 a las 13 horas). Evidentemente, no será un best-seller veraniego, pero, como sostiene el autor, «afecta a los ciudadanos mucho más de lo que nos creemos». La LGT contiene los principales 'mandamientos' que regulan la relación de la Hacienda Pública con el contribuyente.

- ¿Protege al ciudadano esta última reforma de la LGT?

- No mucho. La nueva Ley, aunque mejora ciertos aspectos de la seguridad jurídica, da un potencial tremendo de actuación a la administración tributaria. Pone en manos de la administración mecanismos para estar en la vanguardia de la recaudación y la inspección y confío en que se usen adecuadamente. Va en línea con lo que ya está sucediendo en Europa y en el mundo: cada estado va a proteger muy bien qué impuestos se pagan en cada país. Hay muchos instrumentos para atajar el fraude fiscal y, de hecho, si antes los delincuentes salían de la cárcel ricos, ahora no lo tendrán tan fácil. Ahora bien, también hay muchos instrumentos para machacar al contribuyente y espero que esto último no suceda. Personalmente, siempre me ha gustado distinguir entre el mal comportamiento fiscal de quien se ha esforzado por ganar un dinero trabajando y en un determinado momento se ve ahogado y entre el delito fiscal de quien se ha esforzado por robarlo.

LA FRASE«En España nos pasamos veinte pueblos; la seguridad jurídica es muy importante y no la tenemos»

- Leo su prólogo y me da miedo: dice usted que el sistema tributario español persigue claramente recaudar más...

- Así es. En España se está legislando bastante regular, por decir algo. La realidad incluso supera la ficción y ahí tenemos tres casos concretos y recientes del Tribunal Constitucional: las plusvalías, el caso del impuesto sobre electricidad de las energías renovables o la famosa amnistía fiscal. Ésta última, sin entrar en si está bien o mal, se aprobó como decreto cuando debía ser una ley. Las plusvalías hemos visto todos cómo se han cobrado sin que hubiera beneficio alguno sobre el terreno o sobre el bien y el caso de las renovables vemos de nuevo cómo con decretos se intenta actuar contra la lógica. Nos pasamos veinte pueblos, por no hablar de la multitud de tirones de orejas comunitarios. La seguridad jurídica es muy importante y en España no la tenemos.

- Me viene a la mente el continuo incumplimiento de la deflactación de tarifas del IRPF, por el Estado y las autonomías...

- Más de lo mismo. Si hay que subir los impuestos para eso están las tarifas, pero los principios generales de los tributos hay que respetarlos y, desgraciadamente, no se hace.

- ¿Pasa factura al crecimiento esta 'inseguridad jurídica'?

- Claro. El crecimiento económico es consecuencia de la confianza, de la inversión nacional y extranjera, pero si no hay seguridad jurídica no hay inversión, o la hay mucho menos. Por otro lado, cuando una economía está caliente hay que 'enfriarla' y viceversa. Nuestros políticos van siempre tarde y ahora que la inversión necesita estímulos se han eliminado todos los incentivos en el impuesto de sociedades. Se pagan impuestos tributando y también generando inversiones que, a su vez, también pagan impuestos y generan crecimiento. Cuando aparezcan estas medidas de estímulo ya será tarde.

- ¿Qué hay de fondo fiscal, tributario, en el movimiento secesionista catalán?

- Para mí es la cuestión. Cataluña quiere una agencia tributaria propia. Creo que la tendrá en el futuro y, en mi opinión, es su gran objetivo: un sistema como el vasco.

Fotos

Vídeos