Escala real en Santo Domingo antes de alcanzar Belorado

El rey Felipe de Bélgica (2d) en un trayecto del camino de Santiago a su paso por el municipio riojano de Cirueña, en la tercera etapa por tierras riojanas./Abel Alonso / EFE
El rey Felipe de Bélgica (2d) en un trayecto del camino de Santiago a su paso por el municipio riojano de Cirueña, en la tercera etapa por tierras riojanas. / Abel Alonso / EFE

Los reyes de Bélgica asistirán hoy a un oficio religioso en la catedral de Santo Domingo, dónde han llegado hoy desde Nájera en su periplo jacobeo

EFELogroño

Los Reyes de Bélgica han recorrido hoy los 21 kilómetros de la Ruta Jacobea que separan las localidades riojanas de Nájera y Santo Domingo de la Calzada.

Acompañados de sus hijos y de un grupo de amigos, Felipe I y la Reina Matilde de Bélgica han culminado hoy su tercera etapa del Camino de Santiago a su paso por La Rioja, dentro de un viaje de carácter privado que realizan estos días.

Este grupo de peregrinos, según ha sabido Efe, tiene previsto, tras finalizar la caminata, asistir a un oficio religioso en la catedral de Santo Domingo de la Calzada, que es la única del mundo que aloja en su interior un gallo y una gallina vivos y cuya construcción se inició a mediados del siglo XVIII.

Los Reyes y sus acompañantes han disfrutado de un día soleado y han caminado junto a campos de cultivo de cereal y patata, característicos de esta zona de La Rioja; y han coincidido con más peregrinos que en días anteriores.

El grupo formado por varios de los hijos de los monarcas belgas y otros jóvenes que les acompañan han realizado esta etapa del Camino a un ritmo mucho más alto que el de los mayores, a los que han llegado a sacar más de una hora de adelanto.

Todos han transitado por esta zona del Camino, que pasa por los términos de Azofra, Ciriñuela y Cirueña, entre otros municipios, antes de alcanzar Santo Domingo de la Calzada.

Es un tramo de poca dificultad, sin grandes desniveles y que transcurre en gran parte por pistas anchas, con cultivos de cereal y patata a los dos lados. También han pasado al lado de varios establecimientos hosteleros especializados en atender a los peregrinos, algunas áreas de descanso y el campo de golf de Cirueña, mientras que ayer bordearon el de La Grajera, en Logroño.

Todos ellos llevan ropa y calzado cómodo para caminar, algunos se apoyan en bastones y lo hacen como unos peregrinos más, sin que su presencia haya llamado la atención durante el recorrido.

La etapa de hoy esta marcada por dos «emblemas» del Camino, que coinciden con el inicio y el final del recorrido, ya que, en su salida, los monarcas belgas y sus acompañantes han podido apreciar la grandeza de la colegiata de Santa María La Real, panteón real de reino de Nájera-Pamplona, que también vieron ayer.

Y han llegado a la catedral de Santo Domingo de la Calzada, cuna del santo dedicado a la protección de peregrinos en la Edad Media, Santo Domingo, y que alberga en su interior un gallinero con un gallo y una gallina vivos, en recuerdo del milagro que «cantó una gallina después de asada».

Los Reyes, también acompañados de sus hijos y de varios amigos, durante la Semana Santa de 2017, realizaron varias etapas del Camino de Santiago en su tramo de Navarra, que culminaron el pasado día 2 con la etapa entre los municipios navarros de Estella y Torres del Río, desde donde, al día siguiente, emprendieron la etapa que les llevó a Logroño.

Ayer, día 4, recorrieron los cerca de 30 kilómetros que separan Logroño de Nájera y la previsión es que mañana, seis de abril, realicen la etapa, de 23 kilómetros, entre Santo Domingo de la Calzada y Belorado (Burgos).

Un establecimiento hotelero de la pequeña localidad alavesa de Villabuena de Álava, a unos 31 kilómetros de la capital riojana, ha alojado a lo Reyes de Bélgica y a sus acompañantes durante estos días, desde donde se han traslado cada jornada al punto de partida de las distintas etapas del Camino que han recorrido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos