La epidemia de gripe duplicará en La Rioja el consumo de medicamentos antigripales

Administración de una vacuna contra la gripe en un centro de salud de Logroño. :: juan marín/
Administración de una vacuna contra la gripe en un centro de salud de Logroño. :: juan marín

Las ventas repuntaron en diciembre, días antes de que La Rioja se convirtiera en una de las regiones con más casos de la enfermedad

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

La gripe ha tardado en llegar La Rioja, pero lo ha hecho con fuerza. Después de alcanzar el nivel de epidemia durante la última semana del año pasado, en la primera del recién estrenado 2018 ha multiplicado por tres el volumen de afectados. Así, la incidencia de la gripe en la región es ya la segunda más elevada del país, sólo superada por Asturias. Dolores musculares, óseos, de cabeza, fiebre alta, escalofríos... están presentes, cada día, en más hogares riojanos.

Una semana (dos en los casos más graves) es el tiempo medio durante el que cada paciente tendrá que convivir con la enfermedad. No hay más remedio. Incubado el virus, no hay terapia eficaz y el objetivo es llevarlo lo mejor posible. Ahí entran en juego los antigripales, una combinación de principios activos (analgésico para bajar la fiebre y paliar el dolor; descongestivo para mejorar las oclusiones nasales; y antihistamínico para amortiguar los síntomas similares a los de la alergia) que si bien no curan, sí alivian. Junto a ellos el paracetamol completa la receta clásica contra la gripe. Se consumen durante todo el año, pero con mayor fruición durante estos meses en los que sus ventas se llegan a duplicar en La Rioja, aseguran desde Riofarco, la cooperativa de distribución farmacéutica de La Rioja.

Más

Durante el mes de diciembre (antes del último repunte registrado), los riojanos ya se habían 'entregado' a los antigripales en su particular pelea contra el virus. «En relación al año pasado sí que se registra un repunte de las ventas de estos productos», explica Gonzalo Aparicio, director técnico farmacéutico de Riofarco. «Los más demandados son los que todos tenemos en la cabeza», dice obviando marcas comerciales y recordando que la cartera de productos antigripales a disposición en las farmacias puede superar el medio centenar de referencias.

Ese aumento de la demanda, apuntan, ha sido moderado hasta el momento en relación al año anterior. Pero si la comparación se hace con el mes de octubre, la cosa cambia: uno de los antigripales más solicitados del mercado ya duplicó sus ventas en diciembre, pese a que la incidencia de la gripe estaba lejos de la actual. El resto replica la tendencia.

Reservas aseguradas

Aparicio señala que tras el repunte de la epidemia en la región durante la primera semana del año el volumen de antigripales es más que suficiente para atender la demanda de los farmacéuticos. «Tenemos stock suficiente para evitar que las farmacias se queden sin producto. En todo caso, si en un momento no tienen una referencia, tenemos hasta cuatro repartos diarios por lo que lo recibirán ese mismo día». Un sistema de distribución similar al que aplican para los 15.000 referencias de medicamento (de todo tipo) que diariamente salen de sus almacenes en Logroño.

El dato

50 referencias de productos antigripales se comercializan en las actualidad en las farmacias de La Rioja
Desde el Colegio de Farmacéuticos apuntan que hay medicamentos adaptados para todas las edades, si bien en el caso de los bebés es «más complicado».

Su destino son los despachos de farmacia de toda la región. El presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de La Rioja, Mario Domínguez, también recuerda que «la gripe no se cura, sólo alivia con antigripales. La enfermedad tiene su curso y la demanda de este tipo de medicamento es importante en esta época del año», sostiene antes de explicar que la gama de productos es amplia y adaptable a, prácticamente, todos los pacientes... si bien en el caso de los bebés es «más complicado».

Y si desde Riofarco señalan que no ha habido desabastecimiento en ningún momento en La Rioja de estos productos, las farmacias confirman esa realidad. «Gestionamos esta campaña con el objetivo de poder dar el servicio en todo momento. Somos previsores, por ejemplo, cuando toca un fin de semana da guardia. Que nos conste, no ha habido ningún problema de desabastecimiento y, en todo caso, hay tanta variedad de productos que si en un momento determinado faltara uno siempre existirá una alternativa».

Además, en el actual escenario de epidemia, Domínguez recuerda que los farmacéuticos riojanos también juegan un papel importante «tanto para dar soluciones a los ciudadanos como para optimizar el funcionamiento del sistema de salud que en ocasiones, con estas epidemias, se llega a colapsar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos