Hoy entra en vigor el desvío del tráfico pesado de la N-232 a la AP-68

Ceniceros, tras firmar ayer el convenio en La Moncloa, insiste ante De la Serna que la solución definitiva es «construir una doble vía gratuita» en el eje del Ebro

MARÍA JOSÉ GONZÁLEZ GALINDO

logroño. Los tráficos pesados no podrán circular desde hoy por la N-232 entre Zambrana y Tudela, sino que tendrán que hacerlo por la AP-68. Hoy entra en vigor el desvío obligatorio de grandes vehículos a la autopista para aliviar la siniestralidad de la carretera nacional y mejorar la seguridad vial. La medida se activa tras ser aprobado ayer por el Consejo de Ministros el decreto que regula las bonificaciones del peaje a los transportistas y tras la firma del convenio que la sanciona entre las partes implicadas: Gobierno de La Rioja (José Ignacio Ceniceros), Ministerio de Fomento (Íñigo de la Serna), Ministerio del Interior (Juan Ignacio Zoido) y la concesionaria Abertis (Francisco Reynés). La rúbrica, presidida por la vicepresidenta y ministra de Presidencia y para las Administraciones Territoriales, Soraya Sáenz de Santamaría, tuvo lugar en el Palacio de la Moncloa y supondrá sacar de la N-232 en torno a 1.800 camiones, según los últimos cálculos facilitados ayer mismo por el Ministerio. El coste de las bonificaciones ascenderá a 1,356 millones de euros, de los que 900.000 aportará el Gobierno regional y los 456.000 restantes, el Ministerio de Fomento. Este desvío, sumado a las medidas de gratuidad ya implantadas, supondrán una factura anual de diez millones de euros al año para ambas administraciones.

Tras la rúbrica del acuerdo, el jefe del Ejecutivo regional destacó «la gran importancia» que tiene para La Rioja el convenio porque «recoge medidas que buscan reducir la siniestralidad» en la carretera «más peligrosa y con más tráfico de la comunidad». No obstante, Ceniceros insistió en el carácter provisional del desvío: «Hoy tomamos medidas excepcionales y puntuales, pero la solución definitiva pasa por la construcción de una doble vía gratuita en el Eje del Ebro a su paso por La Rioja».

Tras recordar que el corredor navarro de la N-232 está totalmente desdoblado y que en Zaragoza «están en obras sus dos tramos del eje del Ebro», Ceniceros señaló que «hay en tramitación» proyectos para desdoblar la N-232 en La Rioja «que siguen un largo proceso administrativo y legal». Por ello, es preciso que las Administraciones adopten medidas «con el fin de evitar los accidentes», como el convenio para «sacar los grandes camiones de largo recorrido de la N-232 y llevarlos a la autopista AP-68», lo que contribuirá a reducir el tráfico de mercancías y a aumentar la seguridad vial en la carretera nacional.

LAS FRASESJosé Ignacio Ceniceros Presidente de la Comunidad «Esta medida hace frente a un clamor de la sociedad riojana y reducirá la siniestralidad en la N-232» Íñigo de la Serna Ministro de Fomento «El desvío, muy solicitado en La Rioja, tendrá efectos inmediatos en la seguridad vial» Plataforma liberación AP-68 Sociedad civil riojana «El desvío es un mero parche; la solución a la N-232 es la liberación total de la autopista»

El jefe del Ejecutivo riojano añadió que este convenio «es consecuencia de la colaboración entre el Ministerio de Fomento y el Gobierno de La Rioja para hacer frente al clamor de la sociedad riojana», ya que la N-232 «presenta en algunos tramos más del 40% de vehículos pesados y una tasa de accidentalidad que nos está golpeando de manera intensa en los últimos años».

Por último, Ceniceros no olvidó «el importante esfuerzo económico» que el Gobierno de La Rioja va a realizar para poner en servicio ese desvío, ya que las arcas regionales costearán el 60% de las bonificaciones, y aprovechó su visita a La Moncloa para solicitar al ministro de Fomento que el enlace de la autopista en Lodosa-Pradejón en sentido Logroño (el Ministerio de Fomento encargó la redacción del proyecto a la concesionaria de la autopista en octubre) se construya a lo largo del 2018.

Por su parte, el ministro Íñigo de la Serna dijo que este desvío «es una medida muy solicitada» en La Rioja, que «tendrá efectos inmediatos en la seguridad vial, tal y como ha ocurrido en otras zonas en las que se ha implantado».

Por su parte, la Plataforma por la Liberación de la AP-68 consideró que la medida es «insuficiente» y un «mero parche», porque «la solución final a la problemática de la N-232 solo vendrá con la liberación completa de la AP-68». Además, la Plataforma advirtió de que el desvío «no se debe tanto a la sensibilidad de un Gobierno regional inerte y sumiso, sino más bien a la presión social y a las enmiendas de los partidos» integrados en ella.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos