«Entendemos la familia numerosa como un bien para nosotros y la sociedad»

Mery y Ramón, ayer con sus cuatro hijos. :: Justo Rodríguez/
Mery y Ramón, ayer con sus cuatro hijos. :: Justo Rodríguez
Mery Juarros y Ramón Ruiz-Lucendo

Padres de familia numerosa con 4 hijos

Roberto G. Lastra
ROBERTO G. LASTRALogroño

Habitual en España durante muchas décadas, la familia numerosa ha empezado a sorprender tanto o más que las otras opciones de hogar surgidas en los últimos años. «¡Qué valientes!» es una de las frases que han oído no pocas veces Mery Juarros y su marido, Ramón Ruiz-Lucendo, como cabezas de una familia numerosa.

«Llamamos ahora más la atención y nos gustaría que nos quiten esa etiqueta de raros que parece que ahora se nos quiere colocar. Hemos optado por tener más hijos de la media, pero lo hemos hecho como un proyecto de vida interesante para nosotros», explica Mery, que defiende que «somos supernormales y creo que aportamos a la sociedad muchas cosas positivas. Ojalá más gente se anime a ello también».

El matrimonio tiene cuatro hijos, tres chicos y una chica: Álvaro, que va a hacer 18 años; Daniel, de 16; Lucas, que acaba de cumplir 11; y Juncal, la pequeña y la única niña, que tiene 7. «No fijamos un número determinado de hijos, las circunstancias te van marcando, yo he tenido 6 embarazos, pero dos fueron abortos... ha ido surgiendo así, muchas veces sin plantearlos», aclara la mujer que, como su marido, trabaja en la docencia. «Para nosotros, la familia numerosa tiene más ventajas que inconvenientes, tienes muchos más momentos buenos que malos, aunque sabes que tu economía, tu patrimonio y tus esfuerzos, toda tu vida se sacrifica por los hijos, pero entendiéndolos como un bien, también para la sociedad. Hay más gastos de agua, de luz, de ropa, de educación... el ahorro en nuestras familias no suele existir porque se invierte todo cada mes en sacar adelante a tus hijos y su formación», defiende, sin colocar su elección por encima del resto: «Nosotros hemos optado por la familia numerosa, pero respetamos completamente las otras opciones familiares que han ido surgiendo; cada uno es libre de hacer lo que quiera con su vida, hay que convivir con ellos y ayudarles si es posible».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos