¿Qué se enseñará en las clases de religión islámica?

La comunidad islámica lo ve como una oportunidad para prevenir conductas terroristas y contribuir claramente a la integración

TVRLogroño

"Es una buena herramienta para la prevención de conductas terroristas y contribuye claramente a la integración". Es la explicación que aporta la comunidad islámica para defender la necesidad de que se imparta la asignatura de Islam en todos los niveles educativos de los centros docentes públicos.

Más

Y así debe ser tras una reciente sentencia del TSJR que estima un recurso de una madre. Por eso, la comunidad islámica ha instado a hacerlo a la Consejería de Educación del Gobierno de La Rioja. La madre demandante, María de los Ángeles Aretio, informaba este lunes del contenido de este fallo judicial, notificado por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja (TSJR) el pasado 2 de noviembre.

Según sus datos, a finales de 2016 había unos 3.000 alumnos riojanos de Primaria interesados en recibir la asignatura de religión islámica, a los que sumarían los estudiantes de Infantil, Secundaria y Bachillerato, con lo que ha calculado que habrá unas 11.000 familias musulmanas.

Jesús del Pozo, miembro de la Unión de las Comunidades Islámicas de La Rioja, aclaraba los contenidos de la asignatura. "Se estudia el pasado del Islam y de la Humanidad y también su realidad en España, Europa y el resto del mundo", contaba a TVR, y añadía que "el libro y la asignatura están pensados para que también desarrollen capacidades que tienen que ver con otras asignaturas. Se les hace leer, pronunciar bien...".

Del Pozo no considera normal lo que se transmite a los niños con el modelo actual educativo. "El niño ve que hay una religión buena que se imparte en el colegio. El niño católico tiene una clase con su religión pero, al no haberla de Islam, el otro piensa que esa es la buena y la suya es la mala".

La materia de Islam evoluciona con el alumno. En ESO y Bachillerato educa en la prevención del fundamentalismo y, desde la Unión de las Comunidades Islámicas de La Rioja, se quiere transmitir que es "una forma de evitar y corregir esas posturas erróneas y extremas". Los libros ya están editados y cuentan con el visto bueno del Ministerio de Educación

La sentencia del Tribunal Superior de La Rioja, conocida ayer, reconoce el derecho de una madre afincada en la comunidad a que sus dos hijos reciban clases de islam y debe cumplirse de forma inmediata y en todos los ciclos. Así lo reclamó la demandante, Marian Aretio, quien acompañada por otros miembros y colectivos de la comunidad musulmana subrayó la transcendencia de un fallo que viene a satisfacer una demanda histórica amparada tanto por la Constitución como por la Ley 26/1992 que aprobó el Acuerdo de Cooperación del Estado con la Comisión Islámica para la impartición de esta asignatura, rompiendo así el «bloqueo institucional» con que había chocado hasta ahora.

La comunidad islámica en La Rioja tampoco comparte el argumento esgrimido por el Ejecutivo de José Ignacio Ceniceros una vez que se dio conocer la sentencia en relación a las «dificultades técnicas» que conlleva implementar la asignatura de islam en las aulas riojana. La «progresividad» planteada por el Ejecutivo contrasta con el hecho de que, como también recoge el fallo, existe un interlocutor directo con la Administración (la Comisión Islámica de España), se ha facilitado un listado de profesores (27) que reúnen las condiciones para impartir clases de islam, hay libros de texto reglados y más de 24 centros superarían la ratio de alumnos exigida (10) para hacer efectivo el derecho. Y todo ello, pese a que, como denunció Aretio, la Consejería no aportó el curso pasado un anexo para que cada familia pueda escoger entre valores o las cuatro opciones de religión amparadas por la legislación.

Fotos

Vídeos