La ITV endurece desde hoy el control de emisiones, que ya suspenden 8.500 vehículos

La ITV endurece desde hoy el control de emisiones, que ya suspenden 8.500 vehículos

La nueva inspección, que incluye un sistema de diagnóstico a bordo, no supondrá, de momento, una subida de precio

Carmen Nevot
CARMEN NEVOTLogroño

A partir de hoy, aunque en la práctica no entrará en vigor hasta mañana, los requisitos para pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) a los vehículos serán más exigentes. Escándalos como el de los motores trucados de Volkswagen, popularmente conocido como 'dieselgate', aceleraron los cambios en los controles periódicos de los vehículos para adaptarlos a los nuevos tiempos, a la lógica evolución que protagoniza el sector del motor.

Y es que cada vez, tal como detalla el director general de Industria, Julio Herreros, existen más sistemas de ayuda a la conducción electrónicos, como el ESP, los airbag o incluso los pretensores de los cinturones que hasta ahora no se controlan porque sólo se puede hacer accediendo a la centralita del coche y eso implica que el fabricante permita su acceso. Desde mañana el foco en las revisiones de la ITV estará puesto en el hasta ahora inédito sistema de diagnóstico a bordo por el que también se controlarán, a través de un software, las emisiones de gases. No obstante, esta operación adicional que tendrán que pasar los vehículos desde mañana no condicionará por ahora pasar o no la inspección. Sí lo hará a partir del 10 de septiembre. Desde esa fecha si el vehículo, tras la diagnosis a bordo, no reúne las condiciones obtendrá un no apto y tendrá que volver a pasar la revisión.

Alumbrado y señalización 49.799 defectos

Acondicionamiento exterior, carrocería y chasis 29.130 defectos

Ejes, ruedas, neumáticos y suspensión 11.893 defectos

Motor y transmisión 20.122 defectos

Alumbrado y señalización 12.367 defectos

Precisamente, según los datos de la Dirección General de Industria, el año pasado, 8.578 vehículos fueron declarados no aptos por emisiones contaminantes, lo que supone el 15,65% de los 54.798 defectos graves detectados en alguna de las ocho estaciones en las que se realiza la ITV en la región, sólo superados por el alumbrado y señalización (12.367 y el 22,57% del total) y aquellos relacionados con ejes, ruedas, neumáticos y suspensión (11.893 y 21,70%).

Durante el año pasado 8.578 vehículos no pasaron la ITV por emisiones contaminantes

No siempre ha sido así. Desde que en junio del 2015 el Ministerio de Industria introdujo los nuevos criterios en el 'Manual de Procedimientos de las Estaciones ITV' el número de suspensos por emisiones se ha ido incrementando hasta casi duplicarse en apenas un año. Así, por ejemplo, en el 2016, 4.841 vehículos no pasaron a la primera la inspección por este motivo.

Las claves

Plazos:
La ITV se podrá pasar un mes antes del vencimiento sin que se adelante la fecha para el próximo año. Hasta ahora era posible ir antes de la fecha de fin de validez, pero de esta forma también cambiábamos la fecha para la siguiente inspección.
Emisiones:
Se hará una mayor medición de las emisiones para que se puedan detectar fraudes. Los técnicos harán más hincapié en la contaminación de los tubos de escape, especialmente de los óxidos de nitrógeno (NOx).
Cambio de estación:
Hasta ahora si no se pasaba la ITV a la primera había que ir a la misma estación que nos había rechazado la primera inspección. Con la nueva inspección se podrá cambiar de estación.
Tarifas:
Las tarifas, salvo en Madrid que son libres, las fijan las comunidades autónomas. En el caso de La Rioja se mantendrán las mismas que se pagan en la actualidad. Sí se cambia la tarifa por duplicado de tarjeta cuando se extravía. Antes era necesario abonar y pasar la ITVcompleta y ahora será una tarifa más reducida.
Vehículos históricos:
Serán considerados como tal cuando tengan como mínimo 30 años, hasta ahora el mínimo era de 25.

El nuevo sistema, que fue aprobado por el Consejo de Ministros el pasado 20 de octubre por un real decreto publicado en el BOE el 8 de noviembre del 2017, permitirá la libre elección de estación para la segunda inspección. El propietario del vehículo en cuestión podrá escoger una estación diferente a la que le otorgó el no apto siempre que no transcurra más de un mes desde la primera revisión. Hasta ahora era obligatorio presentarse en las mismas instalaciones. Además, se flexibilizan las fechas de la revisión periódica. Si el vehículo pasa la revisión por adelantado no se modificará la fecha prevista para la siguiente, siempre que el anticipo no supere el mes.

Otra novedad que se introduce es que hasta ahora cuando se extraviaba la documentación y era necesario pedir un duplicado de la tarjeta había que pagar y pasar la inspección entera. A partir de mañana, si alguien necesita un duplicado y la inspección técnica está en vigor, se paga una tarifa más reducida por el hecho administrativo de que se renueve la tarjeta. Al final, «se ahorra tiempo y dinero», apunta Herreros.

Los vehículos históricos, para ser catalogados como tal, deberán tener una antigüedad mínima de 30 años y no los 25 actuales. Además, se introducen nuevos requisitos para la capacitación de los técnicos. Todas estas cuestiones no serían, según Herreros, más que un anticipo de las novedades que se incorporarán al manual de inspección en un futuro. En cuanto a las tarifas, de momento se mantienen las actuales, aunque sin descartar incrementos futuros teniendo en cuenta las inversiones que tengan que hacer las estaciones en nuevos equipos y en personal. Precisamente, el viernes se publicó una nueva orden que complementaba a la existente desde el 2014 y en la que sin elevar los precios sí se incluía la tarifa por duplicado de tarjeta en caso de pérdida.

De acuerdo con los datos facilitados por la Dirección General de Industria, el año pasado se inspeccionaron 200.647 vehículos (8.330 más que un año antes), 187.220 de ellos en estaciones fijas y 13.427 en estaciones móviles, y en total, teniendo en cuenta también los segundos y sucesivos controles que se realizaron para comprobar la subsanación de los defectos graves detectados en primera instancia, se efectuaron 232.014 inspecciones .

El porcentaje de rechazo fue del 15,37%, lo que significa que alrededor de 30.000 vehículos no obtuvieron el aprobado a la primera. Un rechazo 1,45 puntos superior al de un año antes. En cuanto a los defectos detectados, el grueso de ellos son leves y, por lo general, no conllevan una segunda visita a la estación. En este apartado se contabilizaron 136.756, la mayoría por taras relacionadas con el alumbrado y la señalización, en concreto por esto fueron rechazados 49.779 vehículos. Por volumen, le siguen los fallos relacionados con el acondicionamiento exterior, la carrocería y el chasis (29.310), y a estos les siguen los defectos relacionados con el motor y la transmisión (20.122).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos