«Empleo eventual y precario», lamentan los sindicatos

L.J.R. LOGROÑO.

«Es un dato extraordinariamente bueno». Sin ambages, el consejero de Educación, Formación y Empleo, Alberto Galiana, fue contundente en la rueda de prensa de valoración de la última EPA. Son datos, dijo, «muy positivos» tanto en la foto fija del cierre del trimestre como, sobre todo, en su recorrido temporal. «Marcan una tendencia consolidada de intensificación del ritmo de creación de empleo en La Rioja y de consolidación de la bajada del paro», abundó antes de recordar que «es la bajada más intensa en el segundo trimestre desde el comienzo de la crisis». «Tenemos que remontarnos a cifras del 2008 para conocer unos datos mejores y consolida la perspectiva de un importante crecimiento del PIB en La Rioja», cerró.

Su satisfacción, no obstante, contrasta con la impresión sindical. Desde CCOO ven lógico el descenso del paro «en verano» y recuerdan que «el sector servicios, más precario y temporal, aumenta su importancia por el abandono de políticas sectoriales e industriales» por lo que demandan «un cambio en las políticas para aprovechar el ciclo económico» y evitar que «la desigualdad y la precariedad se hagan crónicas en nuestro país».

Similar es la conclusión de USO, desde donde ven «con preocupación cómo la supuesta salida de la crisis se vincula de forma casi exclusiva a la creación de empleo temporal e inestable en Servicios» y demandan «cimentar una base industrial y diversificar el modelo de crecimiento».

Desde UGT, por su parte, recuerdan que «este empleo generado es completamente eventual, ligado a la coyuntura estacional y, por lo tanto, sin garantías de permanencia» y hacen hincapié en la caída de trabajadores activos y el elevado número de parados con Educación Superior (5.600). «Toda caída del desempleo es positiva, si bien resulta muy preocupante que vaya acompañada de una bajada de actividad tan fuerte».

Desde la FER el balance es «positivo aunque insuficiente, ya que la actividad no se produce a un ritmo muy elevado al haber sectores en una situación muy difícil». Por ello abogan por reforzar «el apoyo a nuestro tejido empresarial, que debe seguir recibiendo estímulos e incentivos [...] al tiempo que se les aligera de cargas que burocratizan su actividad favoreciendo su financiación y rebajando los impuestos y tasas».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos