EL OTRO PP

Asistentes a la reunión del PP logroñés. Foto facilitada por el partido./
Asistentes a la reunión del PP logroñés. Foto facilitada por el partido.

Gamarra sitúa a cinco personas de su confianza en la junta del partido en Logroño para reforzar su liderazgo

JORGE ALACID LOGROÑO.

El PP de Logroño, la principal agrupación de la fuerza política mayoritaria de la región, se reunió el miércoles bajo la presidencia de su máxima responsable, la alcaldesa Cuca Gamarra. Una cita que sirvió para cumplir con una gavilla de propósitos: no sólo para que se pusiera a andar la nueva junta territorial, sino para que además se visualizara con la mayor claridad posible quién ejerce el poder interno: en efecto, Gamarra. Quien se aseguró en su día la reelección al frente del PP sin admitir la tutela a cargo de la cúpula regional del partido, mediante la inclusión de un amplio grupo de dirigentes afines en ese órgano de dirección, que ahora acaba de ampliar con otras cinco personas de su confianza.

Porque ese fue otro de los objetivos alcanzados durante la reunión: reforzar la posición de dominio que Gamarra ya ejerce en ese ámbito. Los elegidos, según la nota de prensa enviada ayer por el PP, son: Diego Vicente (distrito norte), Julia Fernández (distrito centro), Javier Jiménez (distrito este), Belinda Couceiro (distrito oeste) y Manuel Marañón (distrito sur). Una decisión que, de acuerdo con la versión coincidente de algunos asistentes, contrarió a los representantes del aparato en esa junta. Donde reside otra de las contribuciones de la reunión: observar que el cisma entre los dos partidos, el oficial y el crítico nucleado alrededor de Logroño, no deja de ensancharse.

Último propósito: que Gamarra se explayara ante sus compañeros exhibiendo, según el comunicado del partido, una optimista visión de la situación en Logroño. «El proyecto del PP sigue dando buenos resultados, cumpliendo los compromisos con los logroñeses», señaló. Y detalló algunas medidas alojadas en el Presupuesto central o la reciente ayuda conseguida desde Europa para la Villanueva. Porque, más allá de la controversia interna, la vida sigue. En el Ayuntamiento y en el Palacete. Cada cual con su propio PP.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos