«Son los efectos de una ley que concitó el rechazo de todas las universidades»

«Son los efectos de una ley que concitó el rechazo de todas las universidades»

«El sistema no está cubriendo su objetivo principal, que es ayudar a aquellos que no tienen ayudas», lamenta Rubén Fernández, Vicerrector Estudiantes de la UR

C.N. LOGROÑO

El documento de la CRUE es un fiel reflejo de la realidad universitaria del país. Así lo entiende el vicerrector de Estudiantes de la Universidad de La Rioja (UR), Rubén Fernández, para quien el mencionado informe recoge «los efectos de una ley que desde sus inicios concitó el rechazo y la crítica unánime de todas las universidades».

Una de las consecuencias del nuevo sistema que puso en marcha Wert, según Fernández, es que en estos momentos el mayor porcentaje de alumnos que solicita las becas no se encuentra en el umbral 1 de renta, es decir, en el más bajo, sino en el 2. Técnicamente, significa que «no están siendo becados los alumnos que menos recursos económicos tienen» porque «al tener menos disponibilidad económica vienen con la necesidad de encontrar el primer empleo rápidamente para ayudar a la familia». De esta forma, insiste, «el sistema no está cubriendo su objetivo principal, que es el de poder ayudar a aquellos que no tienen ayudas».

A su juicio, para resolver el problema sería necesario «escuchar a los que están en las universidades, no es algo demasiado ilógico, y no crear leyes en sentido vertical como en su momento se fundamentó la Ley Wert», lamenta.

Los datos del último documento de la CRUE «son duros -insiste- pero nos viene a decir la no apuesta que está haciendo la Administración General del Estado». En este sentido, recordó que en el 2010 la financiación media por becario era de 3.200 euros, en el curso 2012-2013 subió a 3.245 y en el 2013-2014 descendió hasta los 2.526 y «es precisamente con la crisis cuando más hay que apoyar».

Al descenso de las becas se sumó el incremento de los precios públicos que en La Rioja subieron el 35,7% entre el 2008 y el 2016, cuatro puntos más que en las comunidades más cercanas, como Navarra y País Vasco, «con las que más podemos competir por determinados alumnos». «Esos cuatro puntos en términos relativos son poco, pero acaban afectando de una u otra manera», señala.

El vicerrector de Estudiantes también critica que La Rioja se encuentra por encima en cuanto a número de alumnos a los que se les deniega la beca. Mientras en el total de universidades públicas españolas, tanto presenciales como no, incluyendo la UNED, la media de denegaciones en el primer curso es del 34%, en esta comunidad es del 37,2%. En cursos posteriores, los rechazos son el 38%, frente al 35% de media nacional.

Fotos

Vídeos