El Ebro se hace notar

El Ebro, a su paso por Logroño/Justo Rodriguez
El Ebro, a su paso por Logroño / Justo Rodriguez

Como estaba previsto, el Ebro ha alcanzado su máximo caudal en Alfaro y Logroño de madrugada

LA RIOJA

Como estaba previsto, el Ebro ha alcanzado su máximo caudal a su paso por La Rioja alrededor de las 4.AM de la pasada madrugada. En estos momentos (7.AM), la estación de Castejón, la más cercana a Alfaro, marca los 2.634 m3/s y la de Logroño los 783 m3/s.

En Alfaro, el camino que da paso a los Sotos se encuentra cortado al paso y la zona que rodea el mazón se encuentra inundada aunque de momento no hay ningún problema con el suministro de agua.

El agua se encuentra más o menos a la altura de ayer y el cauce de alivio del río se está expandiendo. Parece que emazón aguanta, pero hay muchísima agua por trasmane. Informa: Ernesto Pascual

Ernesto Pascual

Ernesto Pascual

Como explica la Confederación Hidrográfica, en esta jornada el episodio se centra en su tendencia ascendente en el eje del Ebro. En la estación en Castejón se podría mantener esa tendencia durante la mañana hasta alcanzar sus máximos.

Las lluvias y nevadas de los últimos días y el deshielo que se está empezando a producir han provocado un destacado crecimiento en los ríos de la cuenca del Ebro, y por tanto también en el mismo río principal.

Como es habitual, los problemas se multiplican aguas abajo. En La Rioja Alta se producen algunos desbordamientos sin demasiada importancia, y en Logroño el río llevaba a las seis de la tarde 711 metros cúbicos por segundo.

En la capital, como es habitual, zonas como los aledaños del conocido restaurante El Rincón de Julio empezaron a ver aflorar el agua, y tuvieron que achicarla.

El Ayuntamiento activó ayer su plan de contingencia 'anti-crecidas' Aunque aún no hay problemas graves, trabajadores municipales están también operando en la zona del Adarraga, junto con el propio concejal de Medio Ambiente Jesús Ruiz Tutor.

Trabajos de desatasco en la zona del Adarraga
Trabajos de desatasco en la zona del Adarraga / Justo Rodriguez

Justo Rodriguez

Por otro lado, el Iregua también esta cogiendo mucha fuerza y volumen a su paso por Logroño, como se puede ver en esta imagen. El río se ha desbordado en su desembocadura

Alfaro, punto crítico

Alfaro es uno de los lugares de La Rioja donde el Ebro suele causar más problemas. Allí el río superaba ya a las ocho de la tarde los 2.380 metros cúbicos. Tras el ppunto álgido de la madrugada, en estos momentos está en los 2596 m3/s.

El principal problema es que uno de los mazones que protegen los márgenes del Ebro está a punto de romperse. Tras él se encuentra el pozo de captación del que se nutre Alfaro de agua corriente, por lo que la rotura del mazón anegaría el pozo y podría dejar sin agua corriente a la localidad.

Así, el Gobierno de La Rioja recomendaba esta mañana a los vecinos de la localidad que hicieran acopio de agua potable para evitar problemas durante las próximas horas.

El mazón que corre peligro de rotura en Alfaro
El mazón que corre peligro de rotura en Alfaro / Ernesto Pascual

Además, en lugares como Haro se puede ver cómo el caudal del río ha subido considerablemente, tragándose algunos pequeños caminos colindantes.

El Ebro, en Haro
El Ebro, en Haro / Luis Marcos

La subida del nivel de los ríos ha sido generalizada por toda La Rioja. Incluso en cauces poco habituales, como el del Jubera. Se ha podido ver, así, como el agua anegaba las obras de construcción de la variante en Murillo de Río Leza. Así lo contaba en Twitter el director general de Obras Públicas y Transporte, Carlos Yécora:

El mismo Yécora daba cuenta de la aparición de balsas por el deshielo en las carreteras de la sierra, en zonas como Villanueva u Ortigosa.

Tendencia creciente

A lo largo de todo el día, la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) ha estado alertando de la tendencia creciente del Ebro y sus afluentes sin descartar avenidas de carácter extraordinario que pueden afectar de manera importante «incluso en los núcleos de población».

También en nivel de aviso están otros afluentes del Ebro, como el Jalón en Calatayud, con 2,72 metros de altura y 61,97 metros cúbicos por segundo, y el Aragón en Caparroso, con 4,17 metros y 721,93 metros cúbicos por segundo, todos ellos con tendencia creciente.

En la capital aragonesa, el Ebro discurre ahora con una altura de 3,7 metros y 1.212,8 metros cúbicos por segundo de caudal.

La CHE advierte de que en las próximas horas se seguirán superando con claridad los caudales registrados aguas arriba de Castejón (Navarra) y la punta del Ebro en ese punto podría alcanzarse durante la madrugada de mañana, viernes.

Pero «todos los escenarios permanecen abiertos», aunque con crecidas «importantes» en los afluentes, como el Zadorra, el Ega, el Arga, el Irati, los Arbas, el Aragón, el Gállego y el Alcanadre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos