Con trabajo, pero pobres

Con trabajo, pero pobres

La Rioja tiene más de 16.300 trabajadores cuya renta no llega al 60% del salario medio, el umbral que marca el riesgo de exclusión

María José González
MARÍA JOSÉ GONZÁLEZLogroño

Trabajan, pero aún así no pueden llegar a fin de mes, tienen problemas para pagar con normalidad las facturas y les resulta imposible afrontar cualquier gasto que surja de forma extraordinaria y quiebre el fragilísimo equilibrio de su economía doméstica. El fenómeno de los 'trabajadores pobres' sigue asentado en La Rioja de tal forma que en la actualidad más de 16.300 asalariados cobran menos de 1.105 euros, esto es, el 60% del salario medio, situado en la comunidad en 1.841,8 euros. En términos relativos dentro de este umbral que marca el riesgo de exclusión social se encuentran más del 15% de los empleados riojanos, según los datos del 'Decil de salarios del empleo principal' publicado por el Instituto Nacional de Estadística y elaborado en base a la Encuesta de Población Activa (EPA) del 2016.

Desde el 2009, la EPA incluye el salario del empleo principal expresado en forma de deciles, lo que aporta una información global exhaustiva al incluir todos los asalariados, en particular los del sector agrario, hogar y sector público. Por autonomías, sin embargo, no se ofrece un desglose de estos capítulos. Para calcular los deciles salariales, el INE ordena todos los asalariados según la cuantía de la retribución mensual percibida y los divide en diez grupos cuyos ingresos se pueden consultar en la infografía que ilustra esta información.

Por debajo de los 1.105 euros mensuales de ingresos hay 16.300 asalariados en La Rioja, de los que 7.200 cobran menos de 710,1 euros al mes y los 9.100 restantes, entre esa cantidad y 1.002,8 euros. En el primer colectivo, y desagregando por tipo de jornada, los trabajadores a tiempo parcial son hegemónicos al representar el 97,8% del total (7.000 en términos absolutos), mientras el segundo está dominado por los asalariados con jornada completa, que suponen el 62,6% (5.700). En el siguiente tramo (rentas entre 1.002,8 y 1.229,3 euros) hay 12.800 asalariados, que representan el 11,4% del total. Si el análisis se retrotrae al 2006, los datos del informe revelan que el número de trabajadores 'pobres' se ha contenido en la última década en La Rioja en términos absolutos, ya que hace diez años, 21.400 personas (que suponían el 18,1% del global de trabajadores sujetos a una nómina) cobraban menos del 60% del salario medio.

Respecto a los siete deciles salariales restantes que define el informe, y para facilitar su análisis, se pueden distinguir dos grandes grupos. El más numeroso, constituido por el 47% de los asalariados riojanos del 2016 (52.800 personas), estaba en los deciles intermedios (del 4 al 7), es decir, sus ingresos brutos mensuales oscilaban entre 1.229,3 y 2.137,5 euros. Un segundo grupo, el de las remuneraciones más altas, estaba integrado por el 26,9% de los empleados, es decir, los agrupados en los deciles 8 a 10. En números absolutos eran 30.200 personas, con un sueldo bruto mensual superior a los 2.137,5 euros el año pasado. Finalmente, el 26% de los trabajadores riojanos (29.100 personas) estaba en la zona baja salarial formada por los tres primeros deciles. Es decir, ingresaban menos de 1.229.3 euros brutos al mes. Atendiendo a los sueldos medios por deciles, los empleados riojanos con las rentas más altas (una media de 4.392,39 euros mensuales) ganan nueve veces más que los que se encuentran en el nivel más bajo (483,03 euros).

Según el INE, el salario medio mensual de La Rioja creció el 1,7% en el último año, en contra de la tendencia media del país que fue un descenso del 0,8% hasta situarse en los 1.878,1 euros. Aun así, el sueldo medio de los riojanos es 36,3 euros inferior al promedio nacional.

Por tipos de jornada, el salario medio en la comunidad a tiempo completo asciende a 1.997,5 euros y a 899,3 euros si es parcial. Las comunidades con mayor salario medio en el empleo principal fueron el año pasado País Vasco (2.235,2 euros), Madrid (2.165,8) y Navarra (2.085,2 euros), en tanto que los menores salarios medios se observaron en Extremadura (1.613,0 euros), Murcia (1.627,9) y Canarias (1.631,8).

Los empleados del nivel más alto ganan nueve veces más que los que están en el más bajo

Por otro lado, las regiones que tuvieron una mayor concentración de salarios altos fueron País Vasco (45,2% de asalariados con ingresos por encima de 2.137,5 euros mensuales), Navarra (39,2%) y Madrid (37,6%). En el lado opuesto, las autonomías que registraron un mayor porcentaje de asalariados concentrados en deciles bajos (sueldos por debajo de los 1.229,3 euros) fueron Murcia (41,6%), Extremadura (40,2%) y Andalucía (38,2%).

Por último, y con carácter general para el conjunto del país (no hay datos desagregados por regiones), los asalariados del sector público cobran 939 euros más que los de la empresa privada. Esta diferencia obedece a que la Administración concentra un mayor porcentaje de empleados con estudios superiores, antigüedades más altas y un menor peso del trabajo a tiempo parcial.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos