Las dietas de sus señorías

Vista del hemiciclo del Parlamento de La Rioja. :: La Rioja

Solo la presidenta del Parlamento cobrará en agosto, mes inhábil, un plus por las «actuaciones derivadas de su cargo»

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

Desde el Parlamento aseguran que es una cuestión de redacción. Si no deficiente, sí, al menos, imprecisa. Aseguran que en agosto -mes teóricamente inhábil con los diputados de vacaciones y en el que la actividad, en el mejor de los casos, solo mantiene las constantes vitales- sus señorías no perciben ninguna cantidad en concepto de dieta... salvo que se den las circunstancias que exige la norma, esto es, la asistencia a actos institucionales o la participación en órganos de personal y contratación comisionados expresamente por el Parlamento. En el resto de actos (asistencia a fiestas municipales, eventos de terceras entidades, etc.) «ellos asumen el gasto».

El problema 'redaccional' surge en el punto 3 del acuerdo que regula la «indemnización [en 12 pagas] por el ejercicio de la función parlamentaria» y que justifica su pago como «gastos de viaje y desplazamiento»... pese a que después se incluyen dietas y kilometraje. Esa es la fórmula articulada en un Parlamento que no es profesional, pero que liquida 'indemnizaciones' superiores al salario de muchos trabajadores (Tomás Martínez Flaño, por ejemplo, ha sido indemnizado con cantidades entre 1.489 y 2.159 euros al mes entre enero y junio mientras que José Ignacio Ceniceros, Carlos Cuevas y Pedro Sanz han percibido la cifra básica, 580 euros).

Así redactado, los diputados riojanos, al igual que los de otros seis parlamentos autonómicos (Andalucía, Aragón, Cantabria, Castilla y León, Cataluña y Galicia) y los del Congreso sí 'generan' dietas por no trabajar en agosto, pese a que la filosofía de la indemnización, recuerdan desde el antiguo convento de la Merced, no es la que asegura el texto.

La diferencia es que mientras que los diputados nacionales de La Rioja -Sara Carreño (Unidos Podemos), Mar Cotelo (PP), Emilio del Río (PP) y César Luena (PSOE)- percibirán este agosto una dieta de 1.823,86 euros con el Congreso cerrado además de su asignación básica mensual (2.813,87 euros), los autonómicos sólo percibirán su indemnización ya que la dieta solo se abona por actos concretos y bastante tasados. En otros parlamentos autonómicos siguen el modelo 'Madrid': en Andalucía, percibirán como dieta entre 800 y 1.600 euros; en Aragón, entre 800 y 2.100 euros; y en Cantabria, entre los 1.000 y 1.200 euros, entre otros. Además de Murcia, Navarra y País Vasco, que no abonan dieta alguna, la excepción es la Junta General del Principado de Asturias, que suprime la dieta (hasta 650 euros) en agosto y las Cortes de Castilla La Mancha, que la reducen de 1.187 a 350 euros.

El equipo de prensa del Parlamento niega la mayor: «No son dietas, que solo se abonan en los actos que organiza el Parlamento fuera de Logroño y nunca cuando acuden a la Cámara a cualquier acto», aseguran. Otra cosa es el kilometraje que «se abona cuando tienen que desplazarse para la asistencia a plenos, reuniones de la Mesa, comisiones...».

Así, la excepción es la presidenta del Parlamento. Ana Lourdes González, además de su retribución (70.398,48 euros en doce meses) percibe un abono extra de 477,73 euros «por las actuaciones sociales derivadas del ejercicio del cargo». También durante el mes de agosto.

Fotos

Vídeos