Diecinueve postes, por el suelo

Postes partidos y, al fondo, las antenas de repetición de telefonía móvil a las que da servicio la línea eléctrica. :: s.s.j./
Postes partidos y, al fondo, las antenas de repetición de telefonía móvil a las que da servicio la línea eléctrica. :: s.s.j.

Llevan más de tres meses caídos y los agricultores de Galilea piden su reparación ya | La línea eléctrica, que da servicio a unas antenas de repetición de telefonía móvil, está destrozada desde el temporal de nieve del 6 de enero

SANDA SAINZ

galilea. Un grupo de agricultores de Galilea sufre desde hace más de tres meses una situación más que llamativa, que afecta al mantenimiento de sus cultivos de cereal. Diecinueve postes de una línea de suministro eléctrico permanecen en sus parcelas, quebrados y con los cables tirados por el suelo y junto a un camino agrícola.

Uno de los propietarios afectados, Julio Hernández Santa Ana, explica que «llevamos así desde el 6 de enero. Con la nevada de ese día el peso de la nieve sobre los cables y los postes pudo provocar la caída de alguno y se produjo un efecto dominó que tiró al suelo un total de diecinueve, partidos por la mitad o a poca altura de la base».

El agricultor dice que esta línea parte del pueblo de Galilea y da servicio a unas antenas de telefonía móvil de Movistar (Telefónica), algo que confirman desde el Ayuntamiento de la localidad.

Asegura que durante este tiempo han llamado en varias ocasiones al 1004 (servicio de atención al cliente de Movistar) y a Iberdrola para que pongan solución a esta situación y vean como esta todo. Julio dice que se habían intentado poner en contacto con ambas compañías porque desconocen a quien corresponde intervenir en la reparación de esta línea y retirada de los apoyos de cemento y cableado que están por el suelo.

Responsables de Iberdrola consultados por Diario LA RIOJA aseguran que realizaron todas las reparaciones de los daños causados ese día por el temporal y que el mantenimiento de la línea destruida corresponde al propietario, que sería Telefónica.

Los agricultores sólo realizan una petición: que quien tenga que intervenir que lo haga ya, lo antes posible porque es cuando menos destrozos se harán en el cultivo.

Julio aporta algunos datos más: «Estamos afectados unos diez propietarios con diferentes campos de cereales. Hay cables (sin corriente eléctrica) que están en el aire, otros por todo el suelo y algunos, los que cruzaban el camino, los han echado a la cuneta, para poder pasar por allí». «El problema -añade- es que no podemos acceder a las fincas con los tractores para realizar las labores habituales de abonado y tratamientos con herbicidas».

Explica también que «ahora el cereal apenas ha crecido y si se mete maquinaria para arreglar la línea se podría recuperar. Si tardan más, cuando llegue el calor y tenga cierta altura, lo que se pise ya no podrá levantar. Ahora que parece que viene un año un poco decente no podemos estar pendiente de esto».

La línea toma el servicio eléctrico de otra general en las inmediaciones del casco urbano de Galilea pero es exclusiva de uso privado para las citadas antenas. Julio añade que «cuando ocurrió esto la corriente quedó interrumpida y pusieron un generador en los repetidores. Ahora parece ser que de esto ya no se acuerda nadie. No entendemos lo que está ocurriendo y sólo queremos que lo arreglen y lo dejen en condiciones».

Las fincas de cereal (cultivan trigo y cebada) pertenecen a vecinos de Galilea aunque parte de los terrenos están en el término municipal de Santa Engracia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos