Más días y más dinero para las vacaciones

Dos clientes son atendidos en una agencia de viajes de Logroño. :: sonia tercero

La mejoría económica se nota también en los viajes: los riojanos estiran sus estancias, se gastan más y eligen cada vez más destinos internacionales

REBECA BENÉS/J.E.LOGROÑO.

Los riojanos somos gente de costumbres a la hora de elegir el destino de nuestras vacaciones. Año tras año la costa mediterránea y las Islas Canarias y Baleares se sitúan como los lugares nacionales preferidos para veranear. Fuera de nuestras fronteras, circuitos por Europa y cruceros de todo tipo se llevan la palma. Nada cambia. Nada, excepto la capacidad económica de los riojanos, este año algo mejor y que ha provocado que cada vez requieran vacaciones algo más largas e inviertan más presupuesto en ellas.

El director de Viajes Incavisa, Jesús Ángel Herrera; la directora de la oficina de avenida de Portugal de Nautalia, Marina Medrano; y la directora de la oficina de Eurorioja, Nuria Ruiz, charlan con Diario LA RIOJA y cuentan que los riojanos están recuperando el optimismo. «Ahora se está volviendo a elegir entre 7 y 10 días de vacaciones y se destina un poco más de presupuesto», comenta Nuria, quien reconoce que durante la crisis económica la duración de los viajes y el dinero invertido en ellos se redujo.

De igual forma, se aprecia una mayor demanda hacia destinos de larga distancia, como Perú o Japón, que tienen un precio más elevado. El director de Viajes Incavisa cree que, quizá por el factor económico, «otros años no tenían tanta aceptación». «Desde que la situación económica es mejor, ha aumentado el número de días contratados y repuntado la elección de destinos de larga distancia, que tienen un precio más elevado», añade Jesús Ángel. Los riojanos, además, prefieren elegir paquetes completos, con alojamiento, desplazamiento y alguna comida incluida.

Como algo excepcional, Marina Medrano señala que «este año se ha anticipado la reserva de viajes, en febrero ya había gente con las vacaciones cogidas cuando, de normal, solemos esperar hasta último momento para reservar». La razón, continúa, es la inestabilidad que hay en ciertos lugares turísticos árabes, lo que ha provocado que el destino España sea más demandado y el año pasado hubiera problemas de disponibilidad. «La gente europea que solía viajar a las costas de Túnez, Turquía o Egipto está teniendo que venir a España», asegura Marina.

Las vacaciones dentro del territorio español suelen limitarse a la costa mediterránea y a los archipiélagos canario y balear. Pocos son los que optan por otros destinos, aunque lugares como Asturias también entran dentro de los planes de algunos riojanos. Muchas veces las reservas vienen marcadas por modas. «Últimamente un destino con mucha aceptación es Cerdeña», comenta Marina. Por su parte, Nuria añade que «Grecia, Croacia y la costa portuguesa también son destinos que están muy de moda entre los riojanos».

No obstante, mucha gente opta por contratar sus vacaciones en plataformas alternativas a las agencias de viajes tradicionales. La directora de la oficina logroñesa de Eurorioja reconoce que «es obvio que las páginas web restan clientela a las agencias», pero argumenta que, por otro lado, también «dan unas garantías específicas» y que su tipo de clientela «es realmente otra, una que quiere una seguridad, que exige unos servicios y paga por ellos». Es más, Jesús Ángel Herrera va más allá y cree que «poco a poco la gente está volviendo a confiar en la agencia de viajes tradicional».

Aunque también hay quienes opinan que las webs de reserva de alojamiento sí han cambiado las costumbres de los riojanos para contratar sus vacaciones. La directora de la oficina de Nautalia admite que han notado mucho la irrupción de estos sitios web, principalmente en la elección de destinos dentro de España. «Hace unos años el gran negocio de las agencias era el tema de las costas de la península», recuerda Marina, antes de añadir que éste es «un producto que prácticamente ahora ha desaparecido como venta en las agencias de viajes».

Sea de la forma que sea, al riojano le gusta viajar. Y le gusta viajar, principalmente, a destinos con playa. Más días y mayor presupuesto para intentar disfrutar al máximo y desconectar de la rutina, al menos, para aquellos más afortunados.

Fotos

Vídeos