Detenido un logroñés de 30 años en una operación contra la pornografía infantil

Imagen de archivo de una operación similar de la Policía Nacional. :: p.n./
Imagen de archivo de una operación similar de la Policía Nacional. :: p.n.

Los 17 imputados usaban salas de chat cifradas y desechables para intercambiar imágenes de abusos a menores y otras prácticas sexuales

L.J.R.

logroño. Un joven de 30 años y vecino de Logroño figura entre las 17 personas que, en doce provincias, han sido detenidas por la Policía Nacional -otras siete están siendo investigadas- por compartir pornografía infantil a través de diferentes salas de chat.

Según ha informado la Policía Nacional en una nota de prensa, los imputados aprovechaban un servicio de chat anónimo, cifrado y desechable -las conversaciones se borran automáticamente una vez que finaliza la sesión- como plataforma de intercambio del material pedófilo. La operación se ha cerrado con la incautación de «un elevado número de archivos que en ocasiones estaban mezclados con otras prácticas de carácter sexual también extremas como bestialismo y zoofilia».

La investigación ha sido especialmente extensa -casi dos años desde la primera detención- y comenzó gracias «a la estrecha colaboración tanto con proveedores de servicios de Internet ubicados en todo el mundo como con los cuerpos policiales de diferentes países». En ese escenario, informa la Policía Nacional, «se recibe de forma regular una ingente cantidad de información fragmentada acerca de servicios de chat anónimos, cifrados y desechables que permiten crear salas a las que se accede bajo invitación y cuyo contenido se destruye una vez que todos los presentes han dejado la conversación».

Dadas las particularidades de esos servicios, junto al hecho de que «varios de los arrestados usaban además navegadores de la llamada deep web o Internet profunda», los investigadores tuvieron que desplegar una intensa labor de inteligencia para recomponer información fraccionaria -datos que en principio no son relevantes pero que tras su cruce y estudio minucioso revelan información clave- e identificar a 24 personas que habrían compartido archivos ilícitos a través de esa vía.

El principal investigado por el volumen de archivos ilícitos que transmitía a otros individuos fue detenido en Sevilla, desde donde compartía las imágenes ilícitas con otro ciudadano de la misma provincia y que también ha sido arrestado. Además se registraron detenciones en Zamora, Cáceres, Pontevedra, Barcelona, Vizcaya, Jaén, Lugo, Alicante, Madrid y Palma de Mallorca.

Junto a los imputados de Sevilla, la Policía Nacional hace hincapié en el arrestado en Alicante que guardaba cientos de imágenes y vídeos de abusos sexuales a menores, alguno de muy corta edad, y especialmente degradantes. Por su parte, el imputado de Jaén (40 años) tenía en su poder casi 20.000 archivos pedófilos. Además, uno de los arrestados en Pontevedra «simultaneaba sus actividades vinculadas a la pedofilia con el tráfico de estupefacientes» y en el registro de su vivienda se le incautó casi medio kilo de marihuana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos