El desvío del tráfico pesado hacia la AP-68 'pasa de largo' por el Consejo de Ministros

Accidente mortal, con tres víctimas, entre un camión y un turismo en la N-232 en Rincón de Soto. Álvarez
/I.
Accidente mortal, con tres víctimas, entre un camión y un turismo en la N-232 en Rincón de Soto. Álvarez / I.

El Gobierno riojano insiste en que la fecha del 1 de diciembre para su entrada en vigor continúa «siendo válida», aunque sigue sin haber real decreto

A. GIL LOGROÑO.

El Consejo de Ministros aplazó ayer la esperada aprobación del real decreto que regulará las bonificaciones para el desvío del tráfico pesado de la N-232 hacia la autopista AP-68 y que, junto con la firma del acuerdo entre las administraciones central y riojana y la concesionaria de la autopista, era prácticamente el último paso necesario para su entrada en vigor.

De hecho, el propio presidente riojano, José Ignacio Ceniceros, anunció a finales de la semana pasada que el desvío de grandes vehículos pesados sería obligatorio a partir del 1 de diciembre. Ayer, el Ejecutivo riojano -en una escueta nota de prensa y sin atender a las demandas de Diario LA RIOJA para pedir explicaciones al consejero de Fomento, Carlos Cuevas- confirmaba que el asunto no fue tratado en el Consejo de Ministros pero insistía en que la fecha del 1 de diciembre para el desvío de camiones adelantada por Ceniceros sigue siendo válida: «Previsiblemente se apruebe en la reunión del próximo viernes día 1 para su inmediata entrada en vigor». El Ejecutivo tampoco confirmó si es necesaria o no la publicación previa en el Boletín Oficial del Estado del futuro real decreto -el siguiente BOE al del viernes sería ya el sábado día 2- y se limitó a insistir que «se mantiene la fecha de entrada en vigor para el próximo 1 de diciembre».

El anuncio
Lo hizo en enero en La Rioja el ministro De la Serna como «solución inmediata».
Para el verano
Lo concretó después el ministro en otra visita a La Rioja en mayo. Eso sí, apareció 'letra pequeña' en el acuerdo que excluía a casi todos los autobuses y camiones medianos.
Para el 1 de diciembre
Lo anunció hace unos días el presidente riojano, José Ignacio Ceniceros.

El acuerdo para desviar el tráfico pesado por la autopista AP-68 ha sido objetivo de varios aplazamientos y también ha requerido varias explicaciones durante su tramitación y negociación.

En este sentido, ante la presión por los datos de siniestralidad y las demandas de liberación de la autopista AP-68 en el tramo riojano, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en una visita a La Rioja el pasado mes de enero, aunció una «solución prácticamente inmediata» a la peligrosidad y a la alta siniestralidad de la N-232. En principio, se habló de una bonificación del 50% que costearían a partes iguales entre el Ministerio de Fomento y la Administración regional. En mayo, en una segunda visita a La Rioja, De la Serna anunció que el desvío sería obligatorio en verano y ya entonces se habló de que la bonificación no sería del 50% sino del 75%, aunque el Gobierno riojano tendría que sufragar el 60% del importe de la misma.

Llegó el verano y los camiones continuaron circulando por la N-232. A finales de septiembre se conoció también la 'letra pequeña' del convenio entre las administraciones y la autopista, en la que figuraba que no todos los vehículos pesados serán desviados a la autopista, sino solo los de cuatro o más ejes; es decir, la mayoría de autocares y los camiones de tamaño pequeño y medio seguirán circulando por la N-232.

Asimismo, a mediados de octubre se conoció más 'letra pequeña': la anunciada bonificación del 75% para el tráfico pesado entre Zambrana y Tudela sería sólo para aquellos vehículos de trayectos internos y con Vía-T, mientras que para los trayectos de largo recorrido y para los no poseedores de Vía-T la bonificación se rebaja al 71,5%.

Así las cosas, pese a que el Consejo de Ministros ya autorizó el gasto que le corresponde para la bonificación (el 40%) y también el Gobierno de La Rioja tiene presupuestada su financiación (60%), sigue pendiente la aprobación del Real Decreto y, por supuesto, su entrada en vigor, que no podrá ser antes del día 1 de diciembre (cuando será la próxima reunión de los ministros) y está por ver cómo de inmediata será realmente tras la aprobación.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos