AÑO I DESPUÉS DE LUENA

Primera reunión de la nueva Ejecutiva encabezada por Francisco Ocón celebrada el pasado martes. :: JUAN MARÍN
Primera reunión de la nueva Ejecutiva encabezada por Francisco Ocón celebrada el pasado martes. :: JUAN MARÍN

Luchar contra el declive poblacional e industrial y actuar frente al aislamiento de La Rioja, objetivos del 'nuevo' PSOE de Francisco Ocón

TERI SÁENZ LOGROÑO.

El PSOE ha cambiado de líder, pero mantiene básicamente sus metas y la estrategia. En la primera reunión de la nueva Ejecutiva regional tras el congreso regional que confirmó a Francisco Ocón como secretario general en sustitución de César Luena, la dirección socialista coincidió en que el Gobierno de José Ignacio Ceniceros «está absolutamente agotado, sin pulso ni liderazgo», funciona «por inercia» y es incapaz de reivindicar nada ante el Ejecutivo central de Mariano Rajoy, especialmente, en materia de infraestructuras. «Por primera vez en la historia de la democracia, La Rioja se ha quedado fuera de todo», lamentó Ocón en la comparecencia posterior a un cónclave en que el PSOE se autoimpuso como tarea revertir las principales carencias que a su juicio padece la comunidad autónoma.

Entre ellas, el declive industrial, la despoblación, un doble aislamiento político -«tanto en relación a las regiones vecinas como respecto a Madrid»- o una «injusta» financiación municipal. Y todo ello sazonado con «la continuidad de los mismos problemas de corrupción», recapituló el líder de los socialista para avanzar qué medidas pergeña su formación en todos esos frentes en la etapa que ahora arranca.

Para estimular el tejido industrial, Ocón apostó por una alianza con las administraciones central y europea, para lo cual los socialistas plantearán una batería de iniciativas tanto en las Cortes como en el Parlamento riojano, además de insistir en la activación del artículo 46 del Estatuto de Autonomía. La reducción del censo debe combatirse según el PSOE con una política de recuperación de los jóvenes emigrados y una estrategia global en el ámbito rural para mejorar ahí el empleo, los servicios y las comunicaciones, mientras que la financiación de los municipios ha de articularse con una ley propia que no condicione el dinero repartido al albur del Palacete.

«No está escrito que la actual situación de La Rioja sea inevitable; la salida es que el PSOE gobierne en el 2019»

También el Senado y el Congreso serán el campo de batalla socialista contra el déficit riojano en materia de comunicaciones -«en el AVE no hay nada y para la duplicación de la N-232 de Miranda a Navarra una partida de 6.000 euros que no paga ni los folios del estudio de impacto medioambiental», ejemplificó-, sin olvidar una «extrema vigilancia» sobre el reparto de viñedo. «No está escrito que la situación actual de La Rioja sea inevitable», resumió Ocón para ofrecer como salida «que el PSOE gobierne a partir del 2019».

Fotos

Vídeos