Cs descarta apoyar los Presupuestos del 2018 si el PP los presenta en solitario

Ubis se dirige a los medios de comunicación junto al resto de los integrantes del Grupo Parlamentario de Ciudadanos. :: miguel herreros
/
Ubis se dirige a los medios de comunicación junto al resto de los integrantes del Grupo Parlamentario de Ciudadanos. :: miguel herreros

Ubis cree una «quimera» aprobar las Cuentas el 1 de enero y avisa a Ceniceros de que la responsabilidad para sacarlas adelante debe ser «bidireccional»

E. SÁENZ LOGROÑO.

Ciudadanos aumentó ayer un grado la presión sobre el PP para recabar el obligado apoyo del partido naranja y poder aprobar las Cuentas del próximo año. Tras la reunión mantenida el lunes por espacio de tres horas con el presidente riojano y varios consejeros -el primer encuentro formal de negociación con José Ignacio Ceniceros presente- a fin de conocer la ejecución de los acuerdos consensuados el año pasado, Diego Ubis se mostró disconforme con el análisis de los populares, que cifran en un 70% el grado de materialización. «Trabajar en algo no cuenta como cumplido», sentenció el portavoz parlamentario de Cs para acusar al Gobierno de «haber fallado de nuevo en matemáticas y en expectativas». Y como ejemplo, el destino de los 900.000 euros acordados para sufragar el desvío del tráfico pesado de la N-232 a la autopista o los 3,7 millones previstos en ayudas a libros de texto que no se han completado y ante lo cual Ubis reclamó abrir un periodo extraordinario que facilite beneficiar a un mayor número de familias.

En ese contexto, el dirigente de Ciudadanos lamentó que el Ejecutivo reclame «un nuevo acto de fe», afeándole su afán por volcar en su partido el peso de que prosperen los Presupuestos del próximo ejercicio. «La responsabilidad es bidireccional y concierne especialmente al Gobierno», advirtió para dibujar ahora dos escenarios: que Ceniceros presente las Cuentas en solitario -«aún no hemos visto ni el borrador»- o que abra una ronda de contactos con todos los grupos. En el primer caso Cs no le concederá su apoyo, y en el segundo «el PP deberá demostrar su capacidad de diálogo». Ubis se mostró en cualquier caso partidario de la «estabilidad», aunque juzgó «una quimera» que llegados a este punto las Cuentas puedan estar operativas el 1 de enero. Un mensaje que conjugó con su disponibilidad ahora a «hablar» con el PSOE en caso de «se decida a ejercer como líder de la oposición» y cumpla su intención de presentar un texto alternativo.

Fotos

Vídeos