Desarticulan un segundo punto de venta de droga en María Teresa Gil de Gárate

Imágenes facilitadas por la Policía Nacional del dispositivo desplegado y el material intervenido. :: p.n./
Imágenes facilitadas por la Policía Nacional del dispositivo desplegado y el material intervenido. :: p.n.

Agentes de la Policía Nacional y Local incautan un kilo de marihuana en dos viviendas del centro de Logroño preparado para la venta a jóvenes y menores de edad

LUIS J. RUIZ LOGROÑO.

María Teresa Gil de Gárate. La céntrica calle de Logroño se ha acostumbrado en las últimas semanas a los despliegues de la Policía Nacional. Si este miércoles los agentes actuaron y detuvieron a dos personas en el número 40 de dicha calle, hace unos días lo hacían a menos de 150 metros de allí, en el número 18. Esa, la de compartir espacio urbano, es la única vinculación entre las dos actuaciones.

En esta ocasión ha sido una operación conjunta con la Policía Local de Logroño -también contra el tráfico de sustancias estupefacientes- en la que además se registró otra vivienda próxima (su ubicación no ha sido facilitada). El dispositivo logró desarticular dos puntos de venta de marihuana especialmente frecuentados por jóvenes y menores de edad. La operación se cerró con la detención y puesta a disposición judicial de cuatro personas (tres hombres y una mujer) de entre 17 y 25 años que tenían antecedentes policiales por hechos similares.

Según ha informado la Policía Nacional en una nota, la investigación comenzó el pasado mes de enero gracias a la colaboración ciudadana. Durante sus pesquisas comprobaron que hasta dos pisos situados en el entorno de la calle Pérez Galdós acudían numerosas personas, sobre todo jóvenes y menores de edad, para adquirir marihuana.

Una plantación intensiva

En los registros practicados en las viviendas, los agentes comprobaron que en una de las habitaciones se había simulado un vestidor con tres zonas diferenciadas: en una de ellas secaban la marihuana y, en las otras dos habían instalado una plantación intensiva interior que contaba con un sistema de ventilación, luz artificial, calor y riego para lograr varias cosechas anuales. Eso les permitía ofertar la droga de manera continuada.

Durante la intervención el dispositivo policial también logró incautarse de 59 plantas de marihuana en diferente fase de crecimiento, 1.175 gramos de la sustancia, diversas cantidades preparadas para su venta al 'menudeo', 650 euros en metálico y material para el cultivo, preparación y envasado.

Las estimaciones policiales apuntan que las sustancias intervenidas podrían haber alcanzado un valor superior a los 7.000 euros en el mercado negro.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos