«Es un derroche que se tire a la basura nuestra experiencia»

Víctor Rubio, con un ecógrafo en Los Manzanos, sigue ejerciendo más allá de la edad de jubilación. :: díaz uriel/
Víctor Rubio, con un ecógrafo en Los Manzanos, sigue ejerciendo más allá de la edad de jubilación. :: díaz uriel
Víctor Rubio | Radiólogo en activo

Pionero en resonancia, Rubio propone la figura del médico emérito con fines formativos

M. C. LOGROÑO.

Víctor Rubio desprende energía y entusiasmo y más si habla de su adorada Radiología, una de las especialidades que precisamente hoy padecen falta de efectivos en La Rioja. Él ya tiene 68 años, así que aunque le hubiera gustado seguir en su puesto de Radiología del servicio riojano de Salud no fue posible (la prórroga de la jubilación se aprobó a finales del año pasado). Formado en alta tecnología en el Hospital La Fe de Valencia, Rubio fue de los primeros en la técnica de resonancia magnética y hoy continúa disfrutando con las distintas técnicas de diagnóstico radiológico en el centro Los Manzanos. «Seguiré mientras pueda y esté motivado», adelanta con una sonrisa.

«Es un derroche que se tire a la basura nuestra experiencia y conocimiento. En ciertas situaciones más sabe el diablo por viejo que por diablo», asegura. Por eso, «no pondría los 67 o los 68 como edad límite sino según la persona, su estado, su motivación, sus tareas... Porque no es lo mismo la cirugía que interpretar una prueba radiológica, por ejemplo».

«Hoy en día, los médicos a los 65 años, en general porque siempre hay excepciones, estamos en plenitud de condiciones. Si hay gente con 70 años haciendo maratones... Imagina para la Medicina...», cuenta.

Aparte de los ejemplos extremos, Rubio aclara cuál es su propuesta. «Voy más a la figura del médico emérito. Nunca promulgaría leyes que impidieran que se taponara la entrada de gente joven. Pero hablamos de formar a profesionales, aunque sean pocas horas a la semana. El efecto multiplicador de nuestra experiencia y conocimiento es notable y la sociedad tiene que aprovecharlo», subraya. «Esta figura del médico emérito sería algo flexible: menos horas, lógicamente menos remuneración, un complemento al sistema».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos