«Lleno absoluto» en Urgencias

Sonia Tercero

Los sindicatos denuncian que al menos 24 pacientes a la espera de hospitalización se mantienen en Urgencias por el cierre de camas | A las diez de la mañana de este miércoles había 110 pesonas atendidas en el servicio de emergencias del San Pedro

LA RIOJALogroño

Urgencias del Hospital San Pedro está colapsado. Por razones no aclaradas, desde el pasado viernes la afluencia al servicio de emergencias logroñés ha sido muy alta, y la situación se ha complicado este miércoles. Así, hasta cuatro sindicatos (SATSE, UGT, CCOO y CSIF ) han denunciado a lo largo del día la situación que sufren trabajadores y pacientes.

Según la denuncia de SATSE, se vive de nuevo "una situación caótica" por culpa del "polémico pero habitual" cierre de camas durante el verano. En estos días, señalan, "nos encontramos con que en las urgencias se acumulan los pacientes en espera de ser ubicados en alguna unidad de hospitalización con el consiguiente perjuicio físico y anímico para ellos, sus familiares y la sobrecarga de trabajo para el personal de este servicio".

Además

El CSIF, por su parte, cuenta que "a las 10:15 horas de este miércoles, había 110 personas siendo atendidas en Urgencias donde, después de varios días de lleno absoluto, hoy había 24 pacientes esperando ser ingresados en planta. Según CCOO, se daba el caso de que en cada box, en teoría individuales, se atiende "a tres personas a la vez".

"Desde este fin de semana se repite la escena, día tras día, del desdoblamiento de los boxes, que tienen como única separación una cortinilla corredera, lo que supone una total pérdida de intimidad y confidencialidad para los pacientes ubicados en tan precarios habitáculos", lamenta UGT .

A las tres de la tarde la situación era algo menos aguda, pero también masificada: se atendía a 80 personas, y 11 esperaban hospitalización, según las cuentas de CCOO.

Preingresos

"Además, relatan, "las 17 plazas de la Unidad de Preingresos, creada recientemente, estaban completamente ocupadas. Al mismo tiempo que tanto el control B de la tercera planta como las 22 camas de la cuarta planta, control C, permanecen cerrados".

"Esta madrugada", cuenta el CSIF, "se volvió a abrir la citada Unidad de Preingresos, que cuenta con una enfermera y una auxiliar para atender a los 17 pacientes que puede acoger esta unidad que se abre y cierra intermitentemente". Pero esa unidad no cuenta con ersonal nuevo, sino que se detrae del resto de servicios: "Se tapa un agujero para dejar otro al descubierto", denuncia CCOO.

Según indican, desde el fin de semana los trabajadores del servicio "se han visto desbordados por la acumulación de pacientes en los distintos departamentos de urgencias. Sin camas, sin dotación adecuada en cuanto a número de personal para atender la demanda, los usuarios nerviosos y los trabajadores sin poder dar más de sí".

El SATSE critica que ante esta situación, que "no es nueva, ni en invierno ni en verano", la administración "parece que no aprende a prever ni a reaccionar a tiempo para evitarla ni resolverla". El CSIF alerta de que "ante una posible situación de catástrofe o emergencia, el servicio de Urgencias no podría dar la respuesta que establecen los protocolos para dichas situaciones".

Por tanto SATSE exige a la Consejería de Salud que se "deje de parchear y de improvisar a costa de los trabajadores". "Resulta inadmisible que la Administración lejos de reforzar el Servicio de Urgencias, ni tan siquiera garantice la plantilla habitual. Esto está generando un estrés crónico a todos estos trabajadores que está afectando tanto la calidad de la asistencia, como a su salud personal", señala UGT.

Este periódico se había puesto en contacto con la Consejería de Salud para recabar la vesión de las autoridades sanitarias; finalmente ha respondido a la denuncia de los sindicatos a través de una nota.

Fotos

Vídeos