En defensa de todos los niños

La niña logroñesa Sara Forsyth Martínez posa en el Congreso de los Diputados. :: JOHN FORSYTH/
La niña logroñesa Sara Forsyth Martínez posa en el Congreso de los Diputados. :: JOHN FORSYTH

Sara Forsyth Martínez, logroñesa de 12 años, habla en el Congreso sobre los derechos de la infancia

DIEGO MARÍN A.

La semana pasada un grupo de ocho niños seleccionados entre 3.000 de toda España acudió al Congreso de los Diputados para intentar concienciar sobre los derechos de la infancia en un acto organizado por la Plataforma de Infancia y UNICEF. En concreto, los niños solicitaron a los diputados la elaboración de una ley para eliminar la violencia contra la infancia, ya sea mediante maltrato directo o acoso escolar.

La niña logroñesa Sara Forsyth Martínez, de 12 años, alumna de 1º de la ESO en el IES Sagasta, fue una de las ocho seleccionadas, en representación del Consejo de Infancia y Adolescencia de Logroño (La Rioja), al que empezó a acudir como alumna del CEIP Duquesa de la Victoria. Dicho Consejo lo convoca la Concejalía de Familia e Igualdad de Oportunidades del Ayuntamiento de Logroño para consensuar temas municipales relacionados con la infancia. Y Sara fue elegida, entre otros 40 consejos de toda España, por sorteo entre los más cualificados.

«Mi maestra pidió voluntarios para representar al colegio en dicho órgano en la ciudad y pensé que era una oportunidad para manifestar al Ayuntamiento las ideas y quejas que compartía cada día con mi abuelo», declara Sara. Algunas de esas ideas son ampliar las zonas wifi en la ciudad y rebajar la altura de las papeleras para que los niños lleguen sin problemas a sus agujeros. En su intervención, en la que también destacó la redacción de 35 proposiciones, Sara recordó el lema «Tras la pista de nuestros derechos, porque tiene que ser el referente de nuestro esfuerzo y trabajo».

Ella confiesa que le hizo «bastante ilusión representar a los niños», y aunque admite que estuvo un poco nerviosa, también reconoce estar orgullosa. Su pretensión es que «los adultos tengan en cuenta nuestra opinión porque no podemos votar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos