Como decíamos ayer (y el año pasado)

José Ignacio Ceniceros y Concha Andreu conversan de modo distendido en la cámara regional, observados por César Luena. :: sonia tercero
/
José Ignacio Ceniceros y Concha Andreu conversan de modo distendido en la cámara regional, observados por César Luena. :: sonia tercero

El balance del último año de gestión del presidente defrauda otra vez por igual a PSOE, Podemos y C's que, sin embargo, el PP juzga «realista y exigente» La oposición coincide en que el discurso de Ceniceros careció de ímpetu, pero para el PP glosólos logros alcanzados

TERI SÁENZ* ESAENZ@DIARIOLARIOJA.COM

logroño . Un solo discurso, dos lecturas contrapuestas. Ni José Ignacio Ceniceros innovó en la recapitulación de la tarea de su Gobierno respecto al último debate sobre el estado de la región ni la oposición cambió de parecer cuando el presidente abandonó el atril tras dar cuenta de los 35 folios en los que condensó su gestión.

«Se ha puesto una tirita antes de nada, por si le criticamos», opinó Concepción Andreu en alusión a las referencias del presidente sobre las carencias advertidas el año pasado por la portavoz del PSOE y que, según el jefe del Ejecutivo, están hoy ampliamente superadas. «Lo que ha puesto de manifiesto es que esta legislatura es de formas pero sin fondo, de meras labores administrativas de un partido que lleva gobernando 22 años», agregó Andreu para subrayar el «agotamiento» del proyecto popular y, por encima de todo, la falta de ímpetu de su cabeza visible.

«No se puede tener menos afán reivindicativo», señaló en relación a la exigencia de ejecutar las infraestructuras ferroviarias y concluir: «El Gobierno ha perdido el pulso de la región y necesita un presidente vital, que presente cosas novedosas».

LAS FRASES Jesús Ángel Garrido PP «Se ve cómo el programa del PP se traduce en empleo y compromisos sociales» Diego Ubis Ciudadanos «El discurso ha sonado a antiguo, con una estructura igual de tiempos pasados» Concepción Andreu PSOE «El Gobierno ha perdido el pulso a una región que exige un presidente vital» Ana Carmen Sainz Podemos «Ceniceros ha demostrado que no puede llevar a cabo el giro de timón que se precisa»

Tampoco conmovió a Podemos la intervención del presidente regional. «Ha estado basada en una visión distorsionada de la realidad, en una Rioja ficticia que sólo existe en su imaginación», valoró Ana Carmen Sainz censurando que el sucesor de Sanz «saque pecho» por el empleo cuando cae la población activa y los puestos que se generan son «de baja calidad y escaso valor añadido». Con ese diagnóstico, Sainz cargó contra Ceniceros -«ha demostrado que no puede llevar a cabo el giro de timón que requiere la comunidad»- y avanzó para hoy una batería de propuestas de resolución «que son una enmienda a la totalidad a las políticas del Ejecutivo».

Para Diego Ubis, fue la ausencia de novedades el principal déficit en la intervención de Ceniceros. «No ha presentado sorpresas y se ha limitado a reunir cifras y datos, pero sin nada relevante», lamentó el portavoz de C's.

«Ha sonado a un discurso antiguo, con la misma estructura que en tiempos pasados», abundó interpretando en ello «la incapacidad del Gobierno ante las necesidades económicas y sociales de la región». «Esperábamos algo más que la constante apelación al diálogo», añadió el dirigente de C's censurando el eterno bucle sobre «problemas viejos que se enquistan a los que no se aportan soluciones».

El Grupo Popular contrarrestó la visión compartida por la oposición desde el positivismo y la concreción en la tarea de Gobierno. «Han sido noventa minutos de compromisos cumplidos con los riojanos, además de medidas para el futuro», valoró Jesús Ángel Garrido al tiempo que casó los logros de Ceniceros con los de su partido.

«Se ve cómo el programa del PP se traduce en empleo, en compromisos en servicios sociales, sanidad y educación», garantizó para, lejos de los adjetivos de sus homólogos en las portavocías, juzgar «realista y exigente» la gestión de Ceniceros y un Gobierno «abierto, transparente y honrado».

Más

Fotos

Vídeos