«Se debería crear un fondo de guarda y custodia del territorio para mejorar la financiación»

Arturo Villar, alcalde de Camprovín, apunta que «van a seguir reivindicando que se revise el sistema de financiación de los pueblos»

F. DOMÍNGUEZ CAMPROVÍN.

El alcalde de Camprovín (152 habitantes), Arturo Villar (IU), forma parte de la Comisión de despoblación de la Federación Española de Municipios y Provincias, por lo que conoce bien el problema de la caída demográfica.

-¿Cómo le afecta a Camprovín la despoblación del mundo rural?

-Camprovín es uno de los 87 municipios de La Rioja que tienen menos de 10 habitantes por kilómetro cuadrado. Estos municipios y entre ellos el mío, tienen menos densidad de población que Laponia, y ésta recibe grandes cantidades de ayudas de la Unión Europea y nosotros no. Además, la media de nuestra población supera los 63 años de edad, lo cual significa que se envejece y el futuro se vislumbra negativo. Al tener menos habitantes los servicios disminuyen y la financiación también.

-¿De qué manera se afronta?

-Desde el Ayuntamiento poquito podemos hacer, pero en la medida de nuestras posibilidades lo intentamos. Hemos hecho una edificación municipal al objeto de traer gente, estamos dando a conocer turística y culturalmente el pueblo como una manera de mostrar que se puede vivir y subsistir en el medio rural, con tranquilidad frente a los agobios de las ciudades. Hoy en día las distancias son cada vez más cortas. Las posibles fuentes de trabajo de mi pueblo son muchísimas.

-¿Qué planes tienen?

-En primer lugar seguir reivindicando que se revise el sistema de financiación de los pueblos, que no sea sólo en función del número de habitantes, sino que se tengan en cuenta otros factores que no se contemplan, como la función que realiza el bosque para toda la sociedad. Se debería crear un fondo de guarda y custodia del territorio, ya que en el mundo rural nacen las fuentes que proporcionan el agua, se elimina el CO2 que genera la industria, etcétera. Además hay que potenciar la labor de la mujer rural, que es la poseedora de los principales valores del riojanismo: nuestra cultura, nuestras costumbres, nuestra gastronomía, radican en la mujer. Hay que potenciar los servicios a los mayores, porque en su pueblo están mejor que en residencias.

Fotos

Vídeos