Cuevas: «El desvío del tráfico pesado a la autopista no depende de nosotros»

Cuevas, ayer, dirigiéndose a la comisión parlamentaria. :: m. herreros
Cuevas, ayer, dirigiéndose a la comisión parlamentaria. :: m. herreros

El consejero reclama «comprensión» durante la presentación de un informe que plantea 17 enlaces para hacer permeable la AP-68

María José González
MARÍA JOSÉ GONZÁLEZLogroño

El consejero de Fomento, Carlos Cuevas, justificó ayer que aún no sea efectivo el desvío obligatorio del tráfico pesado de la N-232 a la AP-68 en la complejidad del convenio que tiene que sostener esa medida, ya que implica a seis administraciones y a dos concesionarias de autopista (la propia AP-68 y la AP-1). Cuevas pidió «comprensión» a la oposición parlamentaria porque «se está haciendo un gran trabajo» para llegar a un acuerdo que mejore la seguridad de la carretera nacional y que «está a punto», según el ministro Íñigo de la Serna. El consejero aseguró que «lamentaría muchísimo» que el desvío no entrase en vigor en el plazo anunciado (antes del final de verano), pero enfatizó que «no depende de nosotros» porque es un asunto que «se escapa de nuestra competencia» dado que afecta a vías de titularidad estatal.

Cuevas realizó estas declaraciones durante la comparecencia que, a petición propia, realizó en la tarde de ayer en la Comisión de Fomento para presentar los resultados del informe encargado a Tecnoprojec que determina que la autopista necesita pasar de los ocho enlaces actuales a diecisiete para vertebrar el territorio: Ollauri, San Asensio, Logroño, Villamediana, Alcanadre, Lodosa, Calahorra, Aldeanueva de Ebro y Alfaro, lo que supone «duplicar la accesibilidad de la AP-68 y disponer de un enlace cada 7,6 kilómetros, en lugar de cada 18 kilómetros». El trabajo, que presupuesta las obras en 160 millones y es fruto de una proposición unánime de la Cámara riojana, será remitido al Ministerio de Fomento. En paralelo, las obras de la ronda sur de Logroño (145 millones) «se licitarán este año».

La oposición reprobó al consejero por presentar «tarde y mal» este informe, ya que «está finalizado desde hace dos meses y las copias nos han sido entregadas sólo tres horas antes de la comparecencia lo que nos ha imposibilitado su análisis», censuró David Vallejo (Ciudadanos). «¿Es esto el Gobierno Abierto?», reprochó. Félix Caperos (PSOE) tachó la comparecencia de «acto de propaganda para desviar la atención del hecho de que los camiones siguen circulando por la N-232», en tanto que Ana Sáinz (Podemos) expresó su «indignación» y reclamó al consejero «responsabilidades políticas por su inacción». Por su parte, Pedro Sáez Rojo (PP) aseguró que «con la crítica fácil no se logra la unión».

«Lamentaría que la medida no entrase en plazo, pero es un asunto que se escapa de nuestra competencia» carlos cuevas | consejero de fomento

Cuevas rechazó con vehemencia las acusaciones de los grupos de oposición a los que recriminó «sacar de quicio las cosas» y «poner el acento en lo que no es importante». Además aseguró que si este informe «útil y con vocación de convertirse en obras» no se les había trasladado con antelación es porque alguna documentación se ha retrasado y «queríamos entregárselo completo». Asimismo, el consejero negó falta de ambición por parte del Ejecutivo riojano en sus reivindicaciones ante el Ministerio de Fomento y conminó a PSOE, Podemos y Ciudadanos a demandar a sus «compañeros en las Cortes Generales» que los Presupuestos del Estado del 2018 atiendan las necesidades riojanas.

Fotos

Vídeos