Cuevas afirma que no hay familia que haya acudido al IRVI y se haya quedado en la calle

El consejero Carlos Cuevas y el director general de Urbanismo, Carlos Alonso. :: díaz uriel
/
El consejero Carlos Cuevas y el director general de Urbanismo, Carlos Alonso. :: díaz uriel

El consejero de Fomento y Política Territorial hace balance del plan de mediación integral y defiende que La Rioja es un «referente nacional»

DIEGO MARÍN A. LOGROÑO.

«No hay una sola familia riojana que haya acudido al IRVI que se haya quedado una sola noche en la calle, ni una sola ha sido desatendida». Así de rotundo fue el consejero de Fomento y Política Territorial del Gobierno de La Rioja, Carlos Cuevas, quien ayer presentó en rueda de prensa los datos del programa de mediación integral puesto en marcha en el 2013. En cuatro años la Dirección General de Urbanismo y Vivienda que dirige Carlos Alonso ha atendido 745 casos de los 800 que han entrado en el IRVI, resolviendo 729, «un nivel altísimo de resolución», valoró Carlos Cuevas. En cuanto a los 16 casos restantes, el consejero explicó que están «pendientes de resolución, se está produciendo la mediación».

De hecho, según informó Carlos Alonso, hoy mismo podría firmarse la resolución de uno de los casos pendientes, concretamente en Haro. Para Cuevas, el balance a realizar es que «la política en La Rioja es social, somos un referente nacional en dar soluciones de vivienda a las familias y personas que necesitan una solución habitacional». En cuanto a los casos no atendidos por el IRVI, el consejero de Fomento y Política Territorial aclaró que «algunos no cumplen los requisitos, quizá porque la propiedad que sale a subasta es la segunda vivienda o una finca rústica». Además, tanto Cuevas como Alonso especificaron que para que el IRVI pueda actuar, mediando para atender la necesidad habitacional de un riojano, este debe estar en situación de vulnerabilidad y contar con un informe previo de los Servicios Sociales de los ayuntamientos o del propio Gobierno de La Rioja.

El consejero también señaló que, de los 373 casos atendidos en el primer año del programa, el 2013, se ha pasado a 55 durante el pasado 2017, por lo que «la reducción es exponencial, se está frenando esa necesidad». Y en cuanto a las soluciones, Cuevas detalló que existe «un auténtico abanico, una panoplia de posibilidades», desde el parque de viviendas de la comunidad autónoma, la bolsa de alquiler del IRVI, otras gestionadas con Bankia, viviendas de propiedad municipal e, incluso, arrendamientos especiales.

casos resueltos de los 745 atendidos, entre los 800 que han solicitado atención desde el 2013.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos