Cuatro días para el juicio del 14N: «Nos los han robado de nuestras vidas»

Cuatro días para el juicio del 14N: «Nos los han robado de nuestras vidas»
Justo Rodriguez

Stop Represión exige la absolución de los dos imputados por los incidentes del 14N

Luis J. Ruiz
LUIS J. RUIZLogroño

Dentro de cuatro días, a las 10 de la mañana del lunes, Jorge Merino y Pablo Alberdi se sentarán en el banquillo de los acusados del Juzgado de lo Penal 1 de Logroño. Están acusados de provocar los altercados que se registraron en el entorno de El Espolón tras la manifestación de la Huelga General del 12 de noviembre del 2012. Esta mañana, en la sala de prensa del Ayuntamiento, junto a los ediles de Cambia Logroño y acompañados de un numeroso grupo de compañeros que les han acompañado a lo largo de estos cinco años, la Plataforma Stop Represión volvió a denunciar las «irregularidades» que se han registrado durante la tramitación del caso y exigieron la absolución de los dos acusados.

Israel Rodríguez, uno de los portavoces, recordó que la instrucción de la causa judicial ha sido «una patata caliente que la Fiscalía ha prolongado hasta convertir el caso en el proceso contra sindicalistas más largo que se recuerda». Además, denunció que está plagado de irregularidades «por no decir mentiras, que empiezan con el atestado de la Policía Nacional que la Fiscalía ha copiado en sus tres escritos de acusación».

En un recorrido temporal por el caso, «el no caso» en palabras de Stop Represión, apuntaron que el objetivo de la fiscalía siempre ha sido «cubrir las actuaciones de los mandos policiales durante las cargas» y personificaron en Fernando Fernandez Beneite, actual comisario de la Policía Local de Logroño y jefe del operativo de los antidisturbios de la Policía Nacional aquel 14 de noviembre, y en Alberto Bretón, delegado del Gobierno en La Rioja.

Rodríguez denunció la destrucción de la grabación que de la actuación policial hicieron los agentes de la Jefatura Superior de La Rioja, la falta de presentación de pruebas por parte de la acusación o la tardanza en comprobar que Jorge Merino, «cuando se registraron los incidentes estaba a a 60 kilómetros de Logroño fichando en su puesto de trabajo».

Junto a Rodríguez, Sandra Hernández, Carmen Ruiz y Estela Pavón relataron cómo han vivido estos cinco años -«nos los han robado de nuestras vidas», dijo Ruiz- y exigieron la absolución de los dos procesados. Además, apuntaron que este sábado se celebrará a las 18.30 horas una manifestación que saldrá de la Glorieta del Doctor Zubía y que terminará en la Concha del Espolón a la que invitaron a la ciudadanía, y que durante los tres días del juicio (entre el lunes 9 y el miércoles 11) acompañaran a Jorge Merino y Pablo Alberdi en las puertas del Palacio de Justicia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos