Cuatro colegios participarán en un programa para detectar problemas emocionales y de comportamiento

Presentación del programa en el CEIP Juan Yagüe./G.R.
Presentación del programa en el CEIP Juan Yagüe. / G.R.

Se trata del primer protocolo integral de infancia puesto en marcha en La Rioja

LA RIOJA

Cuatro centros educativos de La Rioja participarán en un programa para prevenir y detectar problemas emocionales y de comportamiento entre el alumnado, que ejecutará la Asociación Pro Infancia Riojana (APIR) el próximo curso 2018-2019, tal y como han anunciado hoy los consejeros de Políticas Sociales, Conrado Escobar; y de Educación, Alberto Galiana, en una rueda informativa convocada en el CEIP Juan Yagüe de Logroño, donde han presentado el programa de prevención en infancia y adolescencia.

Esta iniciativa se llevará a cabo entre los alumnos de tres a ocho años del CRA Las Cuatro Villas de Agoncillo y en los colegios Escolapios, San Pío X y Juan Yague de la capital riojana, según recoge Efe en una nota.

«Su objetivo es intervenir de forma temprana y con carácter preventivo en problemas emocionales y comportamentales en la infancia a través de los centros educativos y de la formación específica a profesores y a las familias», ha explicado Escobar.

Ha asegurado que se trata del primer protocolo integral de infancia puesto en marcha en La Rioja y que permitirá «detectar cuanto antes trastornos mentales y de comportamiento en los alumnos». Así, una vez descubiertos, ha añadido, «se podrá actuar para frenar su evolución y evitar el sufrimiento de estos niños y de sus familias», por lo que será «muy importante» contar con la ayuda de los padres, quienes podrán «pedir asesoramiento ante cualquier mínimo síntoma que perciban en sus hijos».

Cree que, de esta forma, «los alumnos tendrán la mejor respuesta» gracias a diversos recursos, como talleres de padres y terapias de grupo, con una intervención más especializada en función de las dificultades de cada alumno.

Por su parte, Galiana ha destacado que este programa de prevención es «un ejemplo de colaboración entre Consejerías, en la búsqueda de una mejor calidad educativa» en la comunidad, al apostar por un modelo «centrado en el alumno que trabajará, además, con toda la comunidad educativa».

También ha indicado que se aportarán «nuevas herramientas al profesorado para que puedan detectar cualquier dificultad por la que esté atravesando el alumno», lo que implica «una estrecha relación con las familias, ya que el entorno familiar y el educativo son contextos de desarrollo infantil complementarios».

Ha definido el programa como «muy interesante y novedoso» al englobar todas las realidades y ha agradecido la colaboración de todos los centros participantes porque considera que «este es el camino que hay que seguir para »adaptar políticas transversales«.

El programa se enmarca en la política de infancia que desarrolla el Gobierno regional y que está centrada en la atención y la protección de los menores con el objetivo de llevar a cabo acciones de prevención.

Este, ha dicho, es el enfoque bajo el que se ha desarrollado la Estrategia de Infancia y Adolescencia, que será la base del futuro Plan de Infancia y la reforma de la Ley del Menor, ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos