CSIF y ANPE critican que «se aporte dinero a la concertada y no para devolver derechos a la pública»

LA RIOJA LOGROÑO.

Que el Gobierno de La Rioja esté ultimando un acuerdo para incrementar el salario de los profesores de la escuela concertada para así acercarlo al de los docentes de la pública ha levantado ampollas en los sindicatos. Máxime cuando -como recuerda la CSIF- apenas hace una semana la propia Consejería de Educación «aseguraba no disponer de dinero para devolver los derechos arrebatados al profesorado de la pública» durante la crisis.

Por eso, el anuncio ha sentado muy mal porque, a pesar de la bonanza económica, -tal y como señala ANPE- en la Mesa del 11 de mayo, la Consejería insistió en que «ni siquiera se plantea recuperar las 18 horas lectivas en Secundaria hasta que sus presupuestos tan ajustados se lo permitan» y, ahora, «vemos que sí hay margen a otras subidas», lamenta.

La CSIF no ahorra adjetivos a la negociación abierta por el Gobierno con los centros concertados y la califica de «burla y humillación». «Sin dinero para devolver los derechos arrebatados pero sí para seguir favoreciendo a los centros concertados», dice.

Y es que ANPE llama la atención sobre el hecho de que «los docentes públicos no han conseguido aún ni siquiera recuperar el poder adquisitivo por la reducción de las pagas extraordinarias, sucesivas congelaciones (cuatro veces durante la democracia), subidas por debajo del IPC real y hasta una bajada salarial» que se han producido entre 1992 y 2017 y que se añaden a otras rebajas encubiertas como el aumento de la carga de trabajo sin compensación salarial.

Conclusión: CSIF y ANPE exigen que los fondos públicos atiendan primero las necesidades de la pública.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos