El más crudo invierno

La nieve tumbó dos árboles en la carretera de acceso a Valdezcaray. :: twitter de carlos yécora/
La nieve tumbó dos árboles en la carretera de acceso a Valdezcaray. :: twitter de carlos yécora

La N-111 cerró al tráfico para vehículos pesados a última hora de la tarde de ayer en Piqueras por la intensa nevada

PILAR HIDALGO

La Rioja asiste aterida y con su zona de sierra con un blanco sobre blanco a la más cruda ola de frío y nieve en lo que va de invierno. Ayer la región permaneció en alerta amarilla por riesgo de nevadas tanto en el valle, como en la Ibérica. La principal incidencia que ocasionó el temporal fue el corte en torno a las 20.30 horas de ayer de la N-111 para el paso de vehículos pesados a la altura del kilómetro 311, por la copiosa nevada que caía en la zona del puerto de Piqueras.

Y según los pronósticos de la AEMET, la región continuará en alerta amarilla al menos hasta mañana. Hoy y mañana el riesgo se debe a las temperaturas mínimas de hasta -7 grados que pueden registrarse en la sierra.

Ante este temporal que amenaza con no abandonar la Península al menos hasta el próximo viernes, el Gobierno de La Rioja movilizó ayer a quince equipos para resolver las incidencias debidas a la presencia de hielo y nieve en las carreteras autonómicas. Estos recursos actuaron en diversos puntos de todas las comarcas riojanas.

Dos árboles repletos de nieve se cayeron en la vía de acceso a Valdezcaray

No en vano, a lo largo de la jornada se registraron varios sustos como un vehículo que se salió a primera hora de la tarde de la vía en el empalme de la N-111 con la LR-253 en dirección a Nieva de Cameros y se empotró contra la pendiente, o los dos árboles que a media tarde se cayeron en la carretera de acceso a Valdezcaray por el peso de nieve que acumulaban. «No eran de mucho porte, pero se han venido abajo uno detrás de otro», indicó el gerente de la estación, Gonzalo Morrás.

Medios de Valdezcaray, bomberos forestales y los quitanieves del Gobierno riojano trabajaron en el lugar por espacio de una media hora para que la vía quedara expedita lo antes posible. Morrás señaló que ayer la estación de esquí acumulaba un grueso manto de más de 50 centímetros, ya que no paró de nevar durante toda la jornada.

Al cierre de esta edición, la nieve mantenía cerrados los puertos de Sancho Leza (Laguna de Cameros), Montenegro (Viniegra de Arriba) y Peña Hincada (Ortigosa); al tiempo que exigía circular con cadenas por los de La Rasa (Muro en Cameros) y La Pradilla (Valgañón).

Para hoy la AEMET pronostica precipitaciones débiles en Rioja Alta y en la Ibérica y una cota de nieve de entre 300 y 400 metros. Mañana este nivel ascenderá a entre 300 y 500 metros. Ante esta previsión, el Ayuntamiento de Logroño ha activado su plan de nevadas. Así esparcirá sal por las noches en los puntos prioritarios de la ciudad y pondrá sacos a disposición de las asociaciones de vecinos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos