«Creo que aún tengo espacios en los que trabajar dentro de Podemos y voy a seguir haciéndolo»

Carolina Bescansa en una imagen de archivo. :: Luca Piergiovanni/EFE/
Carolina Bescansa en una imagen de archivo. :: Luca Piergiovanni/EFE
Carolina Bescansa | Fundadora de Podemos y diputada nacional

«Tenemos que dejar claro que los que no estamos de acuerdo con la forma en la que el PP y Puigdemont han actuado en esta crisis somos tan españoles como Rajoy»

LUIS J. RUIZLOGROÑO.

Hace casi cuatro años Podemos vio la luz. Solo una mujer figuraba en la nómina de fundadores. Era Carolina Bescansa. De ella dicen que es una de las mentes más brillantes de la formación morada. Este sábado (19.30 horas, Ateneo Riojano) llega a Logroño de la mano del Aula 25M para debatir sobre el proceso de cambio político con Sara Carreño y Germán Cantabrana. Y aterriza en La Rioja tras ser relegada de la Comisión Constitucional del Congreso por Irene Montero y haber hecho pública su distancia con la línea de Pablo Iglesias: «Todo el mundo sabe que a mí me gustaría un Podemos que hablara más a España y los españoles y no solamente a los independentistas».

- ¿Está afectando la crisis de Cataluña al proceso de cambio político?

- En este país se abrió un proceso de cambio político en el 2011 y ha tenido muchas fases. Quizá ahora, con el estallido de la crisis política en Cataluña que ha desencadenado una crisis de Estado en España, estemos en uno de los momentos de mayor riesgo para ese proceso de cambio vinculado a la variación de modelo productivo, de mano de obra, en el ámbito institucional para la reforma de las instituciones centrales de la democracia y el cambio político contra la corrupción. Ahora están más amenazados de parálisis por la activación de la gran crisis en Cataluña. Lo más peligroso que puede ocurrir es que el PP consiga hacer creer que su posición en relación a la crisis es la posición que representa a España y que los que no estamos de acuerdo con lo que plantean no somos españoles. Tenemos que dejar claro que todos los que no estamos de acuerdo con la forma con que el PP y el señor Puigdemont han llevado a cabo esta crisis somos tan españoles como el propio Mariano Rajoy.

«La tasa de paro y la precarización laboral siguen ahí y no parece que haya nadie interesado»

- ¿Es la fractura social el mayor peligro?

- Sin duda. El nivel de irresponsabilidad que demuestra tanto el Gobierno de Cataluña como el de España a la hora de plantear alternativas y el propio enfrentamiento están generando una situación que es un auténtico sinsentido para la sociedad catalana y un disparate y un sinsentido para la sociedad española.

- ¿Cómo valora los casi cuatro años de vida de Podemos?

- Han pasado muchísimas cosas en este tiempo. Lamentablemente, después del 20 de diciembre no logramos que esa gran ola de cambio social y política se transformase en un cambio gubernamental y eso está generando cierto desánimo en las grandes mayorías sociales españolas que desean un cambio real. El proceso está en curso y no se ha frenado porque la crisis en España es una crisis muy profunda del modelo territorial, de la representación política, de la institucionalidad democrática y una crisis de corrupción. Ninguna se está solucionado y seguimos en esta fase de transición. Lo que ocurre ahora es que hay un nivel de urgencia en las cuestiones territoriales que no teníamos hace seis meses. Con todo y con eso, la tasa de paro, la precarización laboral y la continuidad del mercado productivo siguen estando ahí y no parece que haya nadie interesado en ocuparse de ellos.

- Su situación en Podemos ha cambiado. Cada vez la relegan a usted más.

- En Vistalegre se definió una mayoría clara y corresponde a esa mayoría administrar los resultados como mejor entienda. Creo que hay muchos espacios en los que trabajar y mi responsabilidad es seguir haciéndolo como diputada. Eso es lo que voy a hacer.

- ¿Cómo ve la posición de Podemos en relación a la crisis en Cataluña?

- Es muy importante tener en cuenta que son dos crisis diferentes. Una es la crisis catalana y otra la del modelo territorial español. Desgraciadamente la principal responsabilidad de ambas está en manos de dos partidos que están enfrentados pero que son muy parecidos, CiU y PP. El señor Puigdemont tiene su espejo en el señor Rajoy y viceversa. También creo que es muy peligroso confundir la crisis política catalana con la de la estructura territorial de España, que incluye la catalana y otras muchas facetas y elementos que no se pueden dejar pasar como el problema de financiación autonómica o la negociación del cupo vasco y que van a estar ahí con independencia de la cuestión catalana. La crisis territorial no se va a resolver en la crisis catalana.

- ¿Cuál es la solución al tema catalán?

- Es una cuestión de diálogo. En el corto plazo, de manera inmediata, el único paso que puede encauzar la senda de la salida es la convocatoria de unas elecciones autonómicas en cataluña. Lo único que puede ayudar a desbloquear la situación es una convocatoria, que sería mucho mejor que la realizase el propio Puigdemont.

- Mejor que aplicar el artículo 155.

- Es dramático e injustificable aplicarlo en esos términos. Lo mejor que podría ocurrir es la convocatoria de elecciones.

Fotos

Vídeos