Continúan ingresados cuatro de los doce agentes de la Guardia Civil heridos por arma

Ayer recibieron el alta cuatro de los ocho guardias que permanecían aún en el San Pedro y dos esperaban el traslado a sus hospitales de referencia

LA RIOJA

logroño. Cuatro de los ocho agentes de la Guardia Civil heridos accidentalmente por arma de fuego que permanecían ingresados en el Hospital San Pedro de Logroño desde el pasado viernes fueron dados de alta ayer. El resto continúan ingresados, aunque dos de ellos se encontraban a la espera de la autorización para ser trasladados a sus hospitales de referencia.

El suceso en el que resultaron heridos doce agentes ocurrió el pasado viernes, sobre las 18 horas, en las instalaciones del Polígono de Experiencias para Fuerzas Especiales Guardia Civil (PEFE), ubicado en Logroño, en las proximidades de La Grajera.

Según detalló la Dirección General de la Guardia Civil en una nota de prensa un día después del incidente, durante la realización de unas prácticas habituales en el marco de la realización del Curso de Adiestramientos Especiales (ADE) se produjo un accidente «por manipulación accidental de un arma oficial de dotación de Guardia Civil».

«Los disparos los originó accidentalmente un instructor del Centro de Adiestramientos Especiales (CAE) que estaba dirigiendo las prácticas y simulacros de reacción de los alumnos». Al parecer, el instructor habría confundido un cargador de fogueo con otro de fuego real.

Como consecuencia del accidente resultaron heridos de diferente consideración doce guardias civiles, con impactos de proyectil o de esquirlas por rebote. Todos los agentes fueron trasladados en ambulancias y en vehículos propios de la Benemérita al servicio de Urgencias del Hospital San Pedro de Logroño. Tras las primeras atenciones fueron dados de alta hospitalaria cuatro agentes que presentaban heridas superficiales. El resto fueron ingresados con diferentes lesiones y gravedad. Tres de ellos necesitaron intervención quirúrgica.

Fotos

Vídeos