Consumo responsable y local

LA RIOJA LOGROÑO.

La noticia de que Marruecos y Francia son los principales proveedores externos de frutas y hortalizas de nuestro país es aciaga para el sector agrario e inoportuna, por el momento tan delicado que atraviesa este subsector en concreto. La fruta de hueso sufre una crisis de su rentabilidad por el encarecimiento del seguro, la reducción de los mercados por el veto ruso, las irregularidades en la formalización de los contratos obligatorios, la ausencia de un Plan Estratégico regional que identifique carencias y oportunidades y empiece a estudiar y desarrollar medidas de mejora de esta situación y el descenso considerable de su precio, adversidad que también padece la patata.

ARAG-Asaja hace un llamamiento a un consumo responsable de este tipo de productos para fomentar el desarrollo local a través del consumo de los productos de cercanía, por la calidad de los mismos, la trazabilidad y seguridad alimentaria con que han sido cultivados y por la importancia de conocer el origen de lo que se adquiere. Los consumidores, cada vez más informados y exigentes, deben conocer los beneficios de apostar por los productos de su entorno, los que cuentan con certificaciones de origen, y saber la riqueza que generan en términos económicos y de empleo.

Adquirir productos locales supone un ahorro, además de una garantía de calidad y de seguridad alimentaria que otros productos, procedentes de otros países, no poseen.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos