El Congreso acuerda impulsar el corredor ferroviario Cantábrico-Mediterráneo

El Congreso acuerda impulsar el corredor ferroviario Cantábrico-Mediterráneo

La iniciativa del PSOE, enmendada por el PP, insta al Gobierno a que en seis meses presente un calendario de inversiones y trazados para cada tramo

LA RIOJA

Logroño. La Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados aprobó ayer una iniciativa del Grupo Socialista -firmada también por el diputado por La Rioja César Luena- con la que se busca impulsar el corredor Cantábrico-Mediterráneo, uno de los principales ejes ferroviarios, que afecta al valle del Ebro y a La Rioja.

Luena mostró «satisfacción» por la iniciativa aprobada -con los votos de todos los grupos salvo Podemos y Bildu- por ser «un paso más para que el corredor sea en el futuro una realidad». El PSOE recuerda que esta iniciativa insta al Gobierno a la construcción y puesta en servicio, a la mayor brevedad, de los distintos tramos del corredor Cantábrico-Mediterráneo». La proposición no ley pide, también, que se dote de una «financiación suficiente y adecuada para su completa ejecución» la construcción de todos los tramos del corredor, entre los que figuran Castejón -Logroño y Logroño- Miranda de Ebro, en los Presupuestos Generales del Estado.

También se solicita en la iniciativa del PSOE que se «mantenga la programación económica de dichas partidas en los PGE hasta que no estén finalizadas las obras y en servicio los distintos tramos que componen el corredor» y que se realicen las gestiones para beneficiarse de la financiación europea.

César Luena

El Grupo Popular aprobó la proposición no de ley tras presentar una enmienda en la que se insta al Gobierno a «fijar con cada comunidad autónoma afectada un calendario de inversiones, ejecución detallada y trazados, una vez concluidos los estudios informativos para cada uno de los tramos», que se presentarán ante las Cortes en un plazo no superior a 6 meses». El diputado popular Emilio del Río aseguró que el PP «renueva su compromiso con que la alta velocidad llegue a La Rioja lo antes posible».

Desde Podemos, que votó en contra, su diputada Sara Carreño defendió la necesidad de estudiar una alternativa a la línea de alta velocidad en el trayecto Miranda-Castejón.

Para Carreño, este trazado «tiene demasiado impacto ambiental en el territorio y un coste económico y social muy elevado, en una región que no tiene condiciones naturales para desplegar la alta velocidad» y en este sentido abogó por estudiar el tren de altas prestaciones. La diputada insistió en que La Rioja «no necesita obras faraónicas que dividan en dos el territorio y que siempre traen sobrecostes, sino inversión eficaz». Así pidió escuchar a las 9.000 personas que han firmado en contra de una infraestructura «que destruye paisaje y viñedo por valor de unos 30 millones de euros, lo que generará desempleo y pérdida de población rural».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos